Si hay algo que nos ayuda a ser felices, es el estado de entusiasmo, alegría, optimismo y paz, y así viviremos desde la práctica de la compasión hacia el otro, como comparten en este video, personas del programa de Entrenamiento en el Cultivo de la Compasión de la Universidad de Stanford (EEUU).