Jesús amigo, amigo bueno

vengo a decirte por qué te quiero

porque eres libre y buen compañero

porque eres Dios, y no te andas lejos.

 

Jesús amigo, Jesús hermano

ven a mi casa y tráeme tus clavos

quiero llevarlos siempre en mis manos

y así, arrancar los de mis hermanos.

 

Jesús amigo, Jesús pequeño

gran pensador de todos los tiempos;

palabra viva, salud de enfermos

calor para quien vive en el suelo.

 

Jesús amigo, Jesús obrero

el de María y un carpintero

que eres el rey de pobres y tiernos

porque contigo nadie anda huérfano.

 

Jesús amigo, ¡cuenta conmigo!

aunque mis años no sean muy dignos;

mira mi adentro, sincero y vivo

y en tu palabra quedaré limpio.

 

Jesús amigo, buen compañero

vengo a decirte por qué te quiero,

porque tu vida llena mis sueños

porque tu amor, me hace un hombre nuevo.