NOTICIAS DE ALCANCE

(Resúmenes de prensa)

Fue el director espiritual de los seis 'videntes' de Medjugorje, el centro de supuestas apariciones marianas que se ha convertido en un foco de peregrinaciones en la antigua Yugoslavia. Ahora, Tomislav Vlasic, antiguo sacerdote franciscano que ya fuera reducido al estado laical en 2009 ha sido excomulgado.

Así lo ha comunicado la diócesis de Brescia, donde actualmente vive Vlasic, haciéndose eco de un decreto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, con fecha del 15 de julio pasado. Hace ahora 11 años, el franciscano fue acusado de propagar doctrina errada, desobediencia a las autoridades eclesiásticas y de conductas de tipo sexual. En ese momento, se le prohibió la administración de los sacramentos. Ahora, tampoco podrá recibirlos.

¿Por qué? Según la diócesis italiana, Vlasic, pese a haber dejado de ser sacerdote, "ha continuado realizando actividades apostólicas con individuos y grupos, a través de conferencias (presenciales y on line); ha seguido presentándose como religioso y sacerdote de la Iglesia Católica, simulando la celebración de los sacramentos", lo que ha supuesto "un serio escándalo para los católicos".

¿Qué pasa con Medjugorje?

El escándalo se produce en mitad de un silencio administrativo de la Santa Sede respecto a las apariciones, que el Vaticano no ha aprobado. La última investigación oficial data de enero de 2014, cuando una comisión liderada por el cardenal Ruini entregó un informa a Doctrina de la Fe sobre los aspectos doctrinales y disciplinarias referidos a las supuestas apariciones. El departamento entonces liderado por Gerhard Müller debía elaborar un informe al Papa, pero no se conoce si lo ha hecho.

Si se sabe que en  mayo de 2019, la Santa Sede permitió que se retomaran las peregrinaciones oficiales a Medjugorje, al reconocer que en el santuario se daban "abundantes frutos de gracia", aunque ello no implicaba la aprobación de las pariciones. En 2017, la vuelta de un viaje a Fátima, Francisco diferenció las primeras apariciones de las siguientes.

“Las primeras apariciones, que fueron de niños, el informe más o menos dice que estas necesitan seguir siendo estudiadas”, dijo, pero en cuanto a las “presuntas apariciones actuales, el informe tiene sus dudas”, expresó Francisco.

En 2018, una filtración del informe Ruini apuntaba a que Roma podría dar un "parecer positivo" a las primeras siete apariciones, acaecidas a finales de junio de 1981. Pero todavía no hay nada oficial.

 

Jesús Bastante /Agencias

Religión digital