col quierover

Ignorar la situación de nuestros hermanos, especialmente quien más lo necesita, es ser infiel a Dios. Así, aquellos que, ignoran la presencia del pobre abandonan a Dios para volverse a los ídolos, hacen que el dinero, la vida fácil y cómoda les impida la capacidad de tener compasión.