col quierover

14 TO A. Mt 11,25-30. Al llegar las vacaciones de verano, todos buscamos, de una manera u otra, un tiempo de descanso que nos ayude a liberarnos de la tensión, el agobio, el desgaste y la fatiga que hemos ido acumulando. ¿Puede descansar el corazón del ser humano sin encontrarse con Dios?