sol paisaje

Por Dora Gil. Desde la intimidad con el respirar, nos acercamos al CORAZÓN, el espacio vivo que abraza todo lo que surge en la experiencia. Somos esa consciencia amorosa, y podemos inspirarnos para recordar vivencialmente esa amplitud que es nuestra esencia.