col quierover

Estos días de luces en las calles, las fiestas en las casas, o las compras en las tiendas pueden desorientarnos y cegarnos. Nos tenemos que atrever a pronunciar esta Navidad palabras no solo amables y bienintencionadas, sino reales y esperanzadoras.