col cardenas

 

Por si tantos titulares tristes y desalentadores nos distrajeran demasiado de esta gran verdad, una sencilla y honda verdad (con la que se titula una canción interpretada por Macaco y la Mari, de Chambao); que viene bien recordar: "Somos luz"...

 

 

Somos luz... Somos la respuesta de Dios para la creación, somos presente y estamos presentes, sin miedo aún en las tinieblas de violencia globalizada, que se manifiesta en cada localidad...

Somos luz... No en singular (ya basta de individualismos aislados e infecundos) sino en plural, en común unidad... ¡Somos luz cuando nos unimos para el bien común, para la paz, la equidad y la vida digna para todos los pueblos!...

Somos luz, no para regodearnos, ensimismados en nuestro ego; no para retener ni detener, no para someter ni acumular... Somos luz, propuesta alternativa para quienes caminen en oscuridad...

Somos luz... Siendo quienes somos, siendo pueblo que trabaja y celebra, hermanados sinceramente; viviendo conscientemente el impulso del Espíritu Santo que nos habita siempre...

Somos luz... Siguiendo a Jesús, que hace nuevo todo lo que es y que se sigue ofreciendo en nuestra vida al Padre para que reine la salud divina...

Somos luz... Para quienes están llorando, padeciendo las consecuencias del pecado en todas sus formas, para quienes sienten la mordaz virulencia de la angustia y el enojo, para quienes necesitan muestras de ternura, de cercanía y empatía......

Somos luz, vida ante la muerte, consuelo ante el sufrimiento y propuesta ante el desencanto...

Somos luz; no para convencer sino para estar, compasivamente, cerca de los rostros que más necesiten abrazo y pan; cariño y paz.

Somos luz, cuando la sonrisa ilumina el rostro ensombrecido, cuando el buen humor disipa la discordia, cuando fluimos en la danza trinitaria del cosmos y la mirada se las ingenia para descubrir nuevas respuestas de solidaridad...

Somos luz para ser comunión y la fiesta; superando las divisiones y fomentando la concordia y la misericordia... ¡Nos unen la vida y el amor!

Somos luz por Cristo, con él y en él, ofreciendo desde su cruz, esperanza y reconciliación... No queremos poner cruces en los corazones de los demás pero sí queremos poner el corazón en su cruz y que se manifieste la Resurrección...

Somos luz... Sin más complicaciones ni explicaciones, seámoslo, sin más; inhalando profundo y aceptando con paz, al exhalar, la realidad; proponiéndonos vivir con creatividad... ¡Creámonos tan buena nueva y seamos quienes somos...Somos Luz!

 

Rogelio Cárdenas, msps