Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

Los jefes religiosos comprendieron que las tres parábolas polémicas (los dos hermanos que el padre manda a trabajar en la viña, viñadores homicidas, banquete de Boda) se referían a ellos; por eso contraatacan con tres preguntas capciosas que intentan tenderle una trampa para tener de qué acusarlo...

¿Qué sucederá cuando se acaben las movilizaciones estudiantiles y la Alameda amanezca vacía, sin manifestaciones, y en vez de jóvenes disfrazados y caravanas y danzas, vuelvan los grises oficinistas de siempre a cruzar las mismas calles con la mirada perdida en el horizonte?...

Soy asiduo lector de su página. Me sirven día a día sus múltiples reflexiones y enlaces. Junto a Koinonía, creo que Fe Adulta significa para mí, un espacio de formación, reflexión y oración...

La historia del administrador tramposo y felicitado por su amo a pesar de ello, había provocado sorpresa y hasta indignación en el grupo.José el de Arimatea, que aunque no pertenecía a nuestro grupo venía con frecuencia a estar con nosotros y sobre todo a escuchar a Jesús...

En nuestra cultura cristiana subdesarrollada no se asocia espontáneamente la figura histórica de Jesús con los grandes combates por la libertad y la justicia, por la democracia real y los derechos de la persona, por la emancipación de la mujer y la de los pueblos...

Quiero empezar felicitando a vuestros padres, no solo por haberos hecho a los dos –¡cosa asombrosa!–, sino también por haberos puesto el nombre: Hilargi llamaban los vascos a la luna ya hace muchos miles de años, por ejemplo los habitantes de un pequeño monte guipuzcoano llamado Igoin...

Es justo reconocer, Padre de bondad, que existimos y vivimos
rodeados de muestras permanentes de tu amor.
Gracias, Padre bueno, por ser como eres, por tu infinita paciencia.
Porque no eres justiciero, sino comprensivo con los fallos de todos...

No maltratarás al forastero, ni le oprimirás, pues forasteros fuisteis vosotros en el país de Egipto. No vejarás a viuda ni a huérfano. Si le vejas y clama a mí, no dejaré de oír su clamor, se encenderá mi ira y os mataré a espada; vuestras mujeres quedarán viudas y vuestros hijos huérfanos...