Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

LA FIESTA DE LA EUCARISTÍA (CORPUS)

Written by
Rate this item
(1 Vote)

Humildemente, confiadamente, como recomendados de tu hijo Jesús,

nos dirigimos a ti, Dios y Padre nuestro.

Queremos ser conscientes de la trascendencia de nuestras palabras,

porque, aun reconociendo nuestra infinita pequeñez,

creemos que realmente nos escuchas.

Lo primero que queremos decirte, Señor,

es que te agradecemos la vida que nos has dado y disfrutamos.

Sabemos que nos amas más de lo que nuestra mente es capaz de percibir.

Gracias, Padre.

Y aunque no necesites nuestras alabanzas,

queremos demostrarte nuestro cariño y agradecimiento

con este canto de bendición que entonamos juntos todos tus hijos.

 

Santo, santo...

 

Verdaderamente es justo y obligado darte las gracias

porque nos has dado como hermano y guía a Jesús de Nazaret.

Estamos reunidos, como tantos otros domingos, alrededor de una mesa,

pero hoy cobra un sentido especial por ser la fiesta solemne de la eucaristía.

Querríamos, Señor y Padre nuestro, recibir ahora una bendición especial tuya,

para que esta celebración nos impacte,

nos ayude a comprender mejor el ejemplo de Jesús

y nos lleve a moldear nuestra mente y a cambiar nuestra actitud.

Queremos ser más conscientes que nunca de su verdadero sentido.

No esperamos en este momento, ningún milagro,

nadie va a pronunciar palabras mágicas.

Sólo estamos rememorando la última cena que celebró Jesús con sus amigos.

Cuando él trató de enseñarles cómo debían entregarse al servicio de los demás

les dejó una imagen gráfica fácil de recordar,

la de un pan partido y repartido en trozos a cada amigo

o la de una copa de vino de la que todos bebieron.

 

Epíclesis y fracción del pan

 

Jesús no fue hombre de ritos.

Cuando nos dijo "haced esto en mi memoria",

no quiso instituir ningún acto de culto,

sino invitarnos a imitar su entrega a los demás.

Este es el significado de lo que acabamos de realizar.

Jesús quiere que recordemos su vida, su muerte y resurrección,

poniendo al servicio de los demás todo lo que somos, nuestra vida.

Celebrar una eucaristía nos incita a comprometernos

a ser fermentos de unidad y de armonía entre los hermanos.

Queremos extender tu Reino,

para que sean verdaderamente felices todos los seres humanos sin excepción.

Te prometemos que este va a ser nuestro principal objetivo en la vida.

Dios Padre que estás en el cielo y en todos nosotros,

te damos gracias una vez más por cuanto haces de continuo

por la comunidad de los creyentes

y por todos los hombres de buena voluntad.

Nos acordamos también de los hermanos y hermanas

que no están ya entre nosotros,

pero que con seguridad disfrutan ya de tu compañía.

Bendito seas, Padre santo, queremos honrarte como mejor sabemos,

y agradecerte que Jesús haya formado parte de nuestra historia.

Por él y en su compañía brindamos con orgullo en tu honor.

Amén.

 

Rafael Calvo Beca


PRINCIPIO

Alrededor de tu mesa nos reunimos, Padre, tus hijos pecadores,

abrumados por nuestra mediocridad,

pero también hambrientos de tu Palabra y tu Pan.

Gracias, Padre, porque siempre nos comprendes,

nos perdonas, nos invitas a tu mesa.

Por Jesús, tu hijo, nuestro Señor.

 

OFRENDA

Que nuestro pan y nuestro vino ofrecidos en tu mesa

signifiquen nuestro cuerpo, nuestra sangre, nuestra vida entera.

Queremos que sea como la de Jesús, entregada para la vida de todos.

Por el mismo Jesús, tu hijo, nuestro Señor.

 

DESPEDIDA

Te damos gracias, Padre, por la Eucaristía que nos regalas.

Gracias por el perdón, por la Palabra, por el Pan y por el Vino.

Gracias sobre todo por tu mejor regalo,

por Jesús, tu Hijo, nuestro Señor.

 

José Enrique Galarreta

Read 4759 times
Login to post comments