Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

POR UNA MEJOR JMJ

Written by
Rate this item
(0 votes)

Se ultiman los detalles de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se va a celebrar del 16 al 21 de agosto en Madrid. Un acontecimiento tan importante que va a congregar a millares de jóvenes nos debe mover a la responsabilidad de calibrar muy bien el sentido, el contenido y la finalidad de lo que pretendemos.

Porque es muy fácil el caer en la tentación del triunfalismo, el predominio de la imagen y la ilusión del número de los asistentes para tener el éxito garantizado. Pero no es el éxito lo que debemos buscar, sino el que todos, jóvenes y adultos, emprendamos una nueva andadura en nuestro caminar humilde y solidario por la ruta de Jesús, esquivando y criticando la miopía de los satisfechos y las incoherencias de nuestra fe.

Nuestros jóvenes viven alejados de la Iglesia. Según el informe de la Fundación Santamaría "Jóvenes españoles 2010" la Iglesia aparece en el último lugar entre las instituciones en las que confían los jóvenes. Solo el 3% considera que la Iglesia dice cosas importantes. Aunque el 53% se confiesa católico, solo el 10,3% es practicante (en algunas regiones este porcentaje es mucho menor) y el 1,6% pertenece a una asociación religiosa. El 53% afirma que cree en Dios sin la Iglesia. En este contexto nos disponemos a celebrar la JMJ.

Desde estos parámetros no sería bueno dar la imagen de un acto en el que el Papa recibe un baño de multitud de jóvenes incondicionales y enfervorecidos. Más coherente sería la imagen de un Papa que junto con los jóvenes, reflexiona y dialoga sobre la situación del mundo, el alejamiento de nuestros jóvenes de la religión y mucho más de la Iglesia, la pobreza y la exclusión de muchos de ellos, la indignación que todo esto nos provoca y la propuesta de vida y de liberación que es Jesucristo y su mensaje: la necesidad que todos tenemos de conversión al Evangelio.

Los organizadores del evento deberían tener puesto un ojo en los asistentes y otro en los alejados, en los que no van a estar, en los que indignados han llenado las plazas de nuestras ciudades y en lo que ni siquiera han tenido motivos para movilizarse y permanecen en una situación de apatía, pobreza, desarraigo..., en los pobres y excluidos por este sistema.

Si los indignados son la parte más visible de los jóvenes, las manifestaciones realizadas por algún dirigente eclesial no propician el acercamiento. Algún medio de comunicación de nuestra Iglesia ha pedido insistentemente la actuación de la policía para desalojarlos. ¿Esta es la señal de que nuestra ley es el amor? Y se les ha dicho que su problema es que no tienen esperanza, que les falta a Jesucristo. Pero ¿cómo podemos ser consecuentes con nuestra fe repartiendo culpas entre los demás?

Si no tienen esperanza, ¿será que se la hemos quitado? Si les falta a Jesucristo, ¿qué hemos hecho para evitarlo? ¿Qué dificultades les hemos creado y les estamos creando en la actualidad?

En suma, que el Papa no deberá ser la estrella en torno a la cual gira todo en esta calurosa semana. Debería remitirnos a Jesucristo, a los pobres, y ayudarnos a responder sinceramente a los interrogantes mencionados. ¡Que la "Fundación Madrid Vivo" y su eminentísimo y purpurado presidente, no den señales de muerte!

 

José Sánchez Luque

Read 2000 times
Login to post comments