Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

DESCREANDO EMPLEO

Written by
Rate this item
(5 votes)

Hablé ayer con un senegalés inscrito en una ETT: en julio ha trabajado cinco días, en agosto trabajará todos los días por aquello de las vacaciones.

Mi amigo africano relataba como pan nuestro de cada día la evolución de este verano que llena las playas y ha batido records en venta de automóviles: “Pero no todas las empresas cogen gente para cubrir puestos de los que van de vacaciones: las hay que obligan a los que quedan a prolongar su jornada algunas horas más, por el mismo salario. Les dicen que se las cobrarán en horas de vacaciones…” De vacaciones, o de paro…

Y más anécdotas de trabajo negro: “Tengo un amiga que cobra la ayuda por estar parada, y está cuidando a una persona por quinientos euros al mes. Viene a salir por 1.500 euros al mes…”

Lo del trabajo doméstico y los cuidados a personas disminuidas por la vejez o las limitaciones físicas es como el paraíso del empleo en negro, ya se sabe. Hasta el Echenique de Podemos anda en los periódicos por malentendidos relativos a este particular: que si su ayudante no cotiza a la Seguridad Social, que si él le pagaba doble del salario al uso…

Dos muestras más, al azar, de la desregulación y el descontrol del mercado de trabajo. Los entendidos calculan que el empleo en negro existente en España podría dar para crear un millón de puestos de trabajo, que el 8% del PIB procede del fraude laboral.

A lo mejor estos datos deberían ser publicitados cuando se alardea de que este verano nos ha traído un crecimiento espectacular del empleo, un milagro más de la Virgen del Rocío que tanto pregona nuestra ministra del ramo.

Pero la Virgen del Rocío no parece tener previsto un servicio de inspectores del fraude laboral, y los empleadores parecen contar con todas sus bendiciones y parabienes. ¡Caray con la Virgen del Rocío! Habría que hablar largo y tendido de picaresca, pero más que de la picaresca laboral, de la otra picaresca, la empresarial, la de un Estado que mantiene su mercado laboral en los niveles de explotación de China o de África del Norte, en palabras de expertos en esta materia.

Nos lamentamos de que las arcas de la Seguridad Social se están quedando a cero de reservas, y dejamos escapar por falta de vigilancia millones y millones de cuotas y de afiliaciones a la misma Seguridad.

Y mantenemos a los trabajadores a un nivel de desamparo, y fomentamos unas formas de competencia desleales, de condiciones de trabajo infrahumanas, de vidas sin porvenir ni esperanza, de miseria.

Mientras tanto nuestros medios informativos discuten obsesivamente de si habrá nuevo gobierno o terceras elecciones… ¡Tan ricamente!

 

Honorio Cadarso

Atrio

Read 1133 times
Login to post comments