Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

MITRA TAMBIÉN RESUCITÓ

Written by
Rate this item
(8 votes)

Como religión sumamente popular en el Imperio Romano, el Mitraísmo fue la creencia más perseguida por el cristianismo oficial, hasta el punto de que apenas si queda constancia de lo que fue. Algún que otro documento, estatuas de los siglo II-III d.C., epigrafías y poco más.

La leyenda de Mitra es anterior a la de Cristo en más de 600 años. El mito procede de Persia, aunque también existe un Mitra en la India. Por las características, ambos parecen proceder de un tronco común y es posible que el Mithra iraní proceda del védico. Su culto comenzó en Roma algo menos de un siglo antes del cristianismo y convivió con éste hasta el siglo IV. Parece ser que por la incorporación de gran cantidad de tropas auxiliares para las legiones del Asia Menor y esclavos procedentes de las campañas de Anatolia y Persia.

Sorprende y no como meritorio para la Iglesia saber que Mitra era algo vivo y vivido, organizado, pregonado, creído y adorado por tantos millones de personas y que de ello no quede absolutamente nada: buena y eficaz labor expurgadora la del cristianismo inicial y oficial. Junto con el asesinato de sus sacerdotes –hay constancia de ello– desaparecieron templos y documentos relacionados con Mitra.

Algo similar a lo que va quedando del franquismo –si no fuera por el Valle de los Caídos, Arco de Triunfo de Moncloa y algo más sería puro recuerdo– con la diferencia abismal de lo permisiva que es una democracia, lo inocuo del "Movimiento" y el poco tiempo transcurrido.

Bien sabía el cristianismo naciente dónde le apretaba el zapato y por dónde podían venir los líos doctrinales.

Uno de los vectores defensivos del cristianismo estriba en afirmar que fue la leyenda de Mitra la que se nutrió de los relatos sobre Cristo, dado que no existían documentos anteriores sobre Mitra. Nada más falso.

En la época de Trajano, c. 100 d.C., el mitraísmo era la religión más importante de Roma, atrayendo en la época de los Antoninos a literatos y filósofos. Justino y Tertuliano combaten a muerte a la “secta mithríaca” por ser “más temible que las demás, dadas sus burdas imitaciones de la verdadera religión” (¡!). Aureliano, en el 274 fundó un culto público bien dotado económicamente en honor del “Sol invictus”, que no era otro que Mithra. Emperadores, senadores, patricios, quaestores, generales, centuriones y, sobre todo, la tropa, se iniciaban en sus misterios, dirigían a Mithra ruegos, plegarias y ritos; celebraban pomposas fiestas y ceremonias; hacían libaciones y tauróbolos...

El pueblo demandaba de él “abundancia, fuerza, victoria, prosperidad, bienestar espiritual, sabiduría y santidad”

No cito el libro donde aparece una referencia a la suerte corrida por los templos y sacerdotes del mitraismo –no merece cita por sectario–, pero la tergiversación de la verdad es patente:

“...el culto de Mithra fue decayendo; los emperadores dictaron toda una serie de constituciones contra la secta reprobada y el populacho (¡!) se encargó de ejecutar de una manera violenta las disposiciones superiores saqueando los antiguos templos y las grutas donde se celebraban las ceremonias mistéricas”.

Allí donde había un templo a Mithra, se edificó sobre sus cimientos una basílica cristiana. San Clemente en Roma es un ejemplo. En España el culto a Mithra tuvo arraigo, aparte de las ciudades, en los valles de Asturias y Galicia, dada la larga permanencia de la legión VII Gémina. En Mérida se han encontrado estatuas e inscripciones y vestigios de un templo. Todo fue barrido por el huracán cristiano.

MITRA.-

 En Persia era el “dios del sol”. En Roma el “Sol invictus”.

 Su nombre en sánscrito significa “amigo”, amigo de Dios y de los hombres.

 Nació de una madre virgen, llamada Madre de Dios.

 Nació de un rayo que abrió una roca, el 25 de diciembre, simbolismo éste similar a otros cristianos.

 Nació en una cueva oscura y los pastores fueron los primeros que le encontraron y le miraron su nacimiento.

 Le trajeron regalos, oro y esencias.

 Era considerado como profesor o maestro viajero.

 Entre sus apelativos están los de Buen Pastor, Luz del mundo, Verdad, Camino, Redentor, Salvador, Mesías.

 Entre sus símbolos estaban el león y el cordero.

 Su fiesta principal tenía grandes semejanzas con lo que luego los cristianos llamarían Pascua.

 Se rodeó de 12 compañeros o discípulos.

 Enterrado en una tumba, a los tres días se levantó de nuevo.

 Esta "resurrección" se celebraba con ritos anualmente.

 Mitra constituía el nexo de unión entre Dios y los fieles. Era un representante de Ahura Mazda en la Tierra. Es el “mesites” de los griegos.

 Siempre dispuesto a socorrer a los oprimidos por la injusticia y a combatir y vencer a los enemigos de la humanidad.

 Fue enviado por el Padre para que se cumplieran sus deseos en la Tierra, y su sacrificio tiene como finalidad la redención del género humano.

 Después de impartir doctrina en la Tierra, ascendió a los cielos.

 El transitus (viaje de Mitra con el toro sobre los hombros) recuerda al Via Crucis del Evangelio.

 Los mitraístas creían en la resurrección, en la comunión con pan y vino, en el cielo y en el infierno.

 Zaratustra, profeta persa del Dios Uno escribió de Mitra: "Aquel que coma de mi cuerpo y beba de mi sangre, se hará uno conmigo y yo con él..." ¿Qué escribió Juan, gran conocedor, parece, de los misterios de Mitra?

 El día sagrado del mitraísmo era el domingo.

 El símbolo del mitraísmo es una cruz en un círculo que representa el sol. Las cuatro esquinas de la cruz representan el año solar. Ya hablaremos de este símbolo cuando tratemos los “Precedentes cosmológicos de Cristo”.

 Entre los ritos importantes del mitraísmo están los ritos de iniciación, el banquete sagrado y la purificación con el agua

 En el culto a Mithra había siete sacramentos, entre ellos el Bautismo y la Comunión

Buscando datos sobre Mitra me encuentro con un artículo que refuta la procedencia del cristianismo de la religión mitraica. Decir que Mitra acumula hechos fabulosos y Cristo no, es jugar con las palabras y los símbolos. Decir que el mitraísmo “copió” del cristianismo es faltar a la verdad histórica.

Pero es que, además, no se trata de convencer a nadie: ahí están los datos. Da igual quién copiara a quién: ambas copias son fruto de idénticas mitificaciones. Cada uno que extraiga lo que le parezca a él, dado que creer, sea en Mitra sea en Cristo es, eso, creer. Y uno puede creer que mañana los cerdos volarán en bandadas o que el extinto ZP (*) recibirá, al fin y merecidamente, el premio Nobel de la paz, por su talante y sus proyectos alianzófilos.

(*) ZP= Zapatero Presidente. La sigla ZP correspondía al logotipo de la campaña electoral de las elecciones generales de 2004. Tras su victoria, José Luis Rodríguez Zapatero se convirtió en el quinto presidente del gobierno español desde la democracia.

 

Humanismo sin credos

Periodista digital

Read 2118 times
Login to post comments