Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

DESIGUALDAD Y CORRUPCIÓN. DESTRUCTORAS DE DEMOCRACIA

Written by
Rate this item
(4 votes)

La primera parte de la Jornada a modo de mesa redonda estuvo centrada en las aportaciones de los diputados que asistieron en representación de sus diferentes partidos. En dichas aportaciones y en el coloquio que siguió se puso de manifiesto un amplio y disperso abanico tanto de las  causas generadoras de Desigualdad y Corrupción, como de las propuestas para atajarlas.

A modo de apretada síntesis citamos entre las causas de Desigualdad:

La discriminación entre sexos y su manifestación extrema de violencia de género, el carácter periférico y dependiente de la economía andaluza, la falta de un modelo educativo igualitario y estable en el tiempo, la falta de igualdad de oportunidades, una estructura económica que la potencia y se impone sobre las demandas sociales, una reforma laboral que permite una enorme precariedad , la falta de previsión política que no supo aprovechar la época de bonanza anterior y la falsa seguridad en que las cotas de conquistas sociales no eran reversibles etc

Como propuestas de solución de la misma.

La potenciación de la movilización social y la anulación de la "ley mordaza", un profundo proceso de reforma de la Constitución en cuanto a la igualdad hombre-mujer, la ley electoral y el blindaje de derechos sociales, garantizar la igualdad de oportunidades especialmente en cuanto a emprendimiento, aprobación de un salario social etc

Respecto a las causas propiciatorias de la Corrupción:

El descontrol inmobiliario-urbanístico (burbuja inmobiliaria),las inversiones en infraestructuras y dotaciones sin justificación suficiente, la opacidad en el gasto público y atribución de recursos, la financiación de los partidos, el escaso control de las modificaciones presupuestarias, la lenta y poco eficaz exigencia de responsabilidades etc

Como propuestas de solución de la misma.

Aprobar una ley de transparencia para el manejo del dinero público, publicidad de los criterios para la distribución del gasto (Ley de cuentas abiertas), establecer la responsabilidad penal de los partidos, agilizar la actuación de la Justicia contra los corruptos etc

Ponencia

1- Abordamos la Desigualdad y la Corrupción, desde la experiencia de la larga y dura crisis de 2008. En el enfrentamiento de la misma ha sido evidente la opción de priorizar el rescate de la Banca, sobre la de mantener el índice de bienestar social y la satisfacción de las necesidades de los ciudadanos. El costo del rescate de la Banca con dinero público en España, ha recaído en el sistema productivo y especialmente sobre las rentas del trabajo, con las consecuencias de un  crecimiento de la Desigualdad como resultado del elevada paro y  la precariedad laboral.

2- Los ciudadanos hemos constatado la impotencia y sometimiento de los Estados nacionales ante el poder de un mercado global. El ajuste exprés de nuestra Constitución y la reducción a la futilidad del referéndum griego, son hechos ejemplarizantes que nos dejan muy claro quien ejerce de verdad la soberanía. También ratifica lo anterior el que la Unión Europea ha desistido de exportar su modelo social y aceptado como paradigma la mitificación de la competitividad y los recortes sociales y salariales

Este paradigma es especialmente perjudicial para los países del sur de Europa, ya que tienen estructuras económicas más débiles y recursos sociales menos consolidados. Debido a ello el costo de la crisis recae más duramente sobre las rentas del trabajo que sobre las del capital y amplia la brecha de desigualdad entre ellas.

3- Frente a esta prepotencia del poder de "los mercados", sólo cabe oponer  el poder democrático que le corresponde a cada pueblo como sujeto político de soberanía. Pero la impotencia de las actuales instituciones democráticas,  ha desacreditado profundamente a la acción Política como tal y la ha alejado de los ciudadanos, dificultando su empoderamiento.

4- A la constatación de impotencia ante una desigualdad evidente y en crecimiento, se añade la percepción de una corrupción prácticamente impune, ampliamente extendida y casi sistémica, que patrimonializa lo público en beneficio de lo privado.

La corrupción ha sido favorecida por un ambiente social  tolerante con una economía del "pelotazo" y la evasión fiscal, con un fuerte corporativismo encubridor, y políticamente basado en el refuerzo de redes clientelares  y una absoluta opacidad en  la financiación de los partidos.  Si a esto le añadimos que la exigencia de responsabilidades políticas es ajena a nuestra cultura, y que nuestra Justicia es lenta en sus procedimientos y muy ideologizada, tendremos un cuadro completo de la situación.

5- Todo ello pone en evidencia la necesidad de nuevas leyes, pero también de una nueva sensibilidad ético-política en la sociedad,  con la que vigilar el comportamiento de nuestras instituciones, partidos y representantes.

Ante el clamor social se ha avanzado moderadamente en el camino legislativo de una mayor transparencia, pero lo único que se consigue así es desplazar las zonas de  opacidad. La mejor medida anticorrupción que se puede adoptar y no se adopta es potenciar y perfeccionar una buena inspección fiscal.

6- La corrupción ha sido definida como  "servidumbre remunerada" que se extiende como mancha de aceite; pues el sistema para garantizar el sometimiento de sus colaboradores necesarios y  tapar sus bocas, los implica con un lucro ilícito de forma que si "tiran de la manta" se delatan a sí mismos.

Pero la corrupción no sólo se comporta como un cáncer a nivel local, sino que genera necesariamente corrupción en niveles superiores, hasta llegar al máximo en los paraísos fiscales, respetados, tolerados y utilizados ampliamente por el sistema imperante.

7- La desigualdad es producto del empobrecimiento, reverso de la acumulación de la riqueza en pocas manos. El sistema competitivo sin limitaciones, propicia la acumulación de riqueza y poder, y por ello no basta el generar más riqueza para garantizar más igualdad.  La dinámica del capitalismo es anti igualitaria y si el estado social no lo contrarresta no tiene límites como está quedando en evidencia. Pero ésta evidencia objetiva no es subjetivamente compartida por todos.

El capitalismo extremo, los "poderes salvajes" de las empresas transnacionales y los fondos especulativos, campan a sus anchas ante unos Estados subordinados,  y debilitados en su soberanía. El proyecto neoliberal de Estado mínimo y débil, fomenta la desigualdad, porque el mercado no busca la justicia ni la solidaridad y por tanto la redistribución no es un objetivo que tenga en cuenta.

8- Desde la caída del muro comunista, el neoliberalismo no tiene contrapeso, y el gran error de la izquierda es asumir el modelo económico de mercado como ley intocable, limitándose a redistribuir los excedentes del mismo. Así ha cavado su propia fosa, pues si ha funcionado en tiempos de bonanza económica, al faltar los excedentes fracasa por no tener un modelo económico  propio, sostenible y convincente.  Actualmente la izquierda, falta de resortes propios, se bate a la defensiva  y no es nada fácil que recupere el terreno perdido, al no contar con un proyecto económico convincente independiente de los ciclos, que de cara al futuro logre combatir la desigualdad.

9- La democracia ha de tender a ser igualitaria, sin poderes o privilegios que falseen su base. La igualdad de oportunidades no basta para garantizar el igualitarismo.  Pues hay dos tipos de derechos democráticos: los derechos garantía y los derechos de crédito:

· Derechos garantía son los de la tradición liberal: de expresión, asociación, de propiedad etc.

· Derechos créditos son los sociales : a la educación, a la sanidad, a la vivienda , al trabajo etc

Siendo tan constitucionales los unos como los otros, los segundos han sido fuertemente menoscabados con motivo de la crisis, al no haber sido desarrollado constitucionalmente el qué y el cómo garantizarlos. Sólo un proceso constituyente que introdujera adecuadamente  garantías básicas puede salvaguardarlos, y si bien la Reforma constitucional a estos niveles no es algo que se vislumbre a corto plazo, sí es el momento de plantearlo sobre la mesa de debate, pues oponerse a hacerlo con los grandes problemas sólo puede llevar al enquistamiento de estos.

***

Coloquio.

¿Qué soluciones propone para el reforzamiento de esos derechos crédito o sociales?.

No son derechos fácilmente codificables. En educación y sanidad están más detallados pero no lo suficiente; en vivienda no se trata de dar en propiedad una para cada familia, pero sí el garantizarle un techo habitable a cada ciudadano; en cuanto al trabajo la Constitución garantiza las prestaciones por desempleo y la negociación colectiva pero esta ha sido vaciada de contenido.

Es preciso introducir el concepto de "trabajo digno". Porque la individualización del contrato de trabajo amparada en la falacia de igualdad y libertad de ambas partes, ha llevado a contratos no sólo flexibles sino indignos, abusivos y precarios, incapaces  de garantizar las aportaciones requeridas para una digna  jubilación futura del trabajador.

Por otra parte es preciso garantizar constitucionalmente la no discriminación por sexo en cuanto al salario. Conseguir que a igual trabajo, igual remuneración, cosa que ahora no ocurre. Y otro tema a considerar es que los migrantes no pierdan derechos fundamentales por el hecho de cruzar una frontera.

+++

En estos temas ¿qué debía hacer la Iglesia?

Primero dar ejemplo, tanto institucionalmente como desde la base, pero además unirse con todos aquellos que desde una ética similar, luchan contra la desigualdad y la corrupción.

Institucionalmente debía implicarse con una laicidad bien entendida, renunciar a privilegios y a emanciparse económicamente del Estado. El no hacer esto está comprometiendo tanto su imagen, como su Mensaje.

-- 

Basta un hombre bueno para que haya esperanza - Papa Francisco
Solo Dios puede hacer lo imposible, pero tu puedes hacer lo posible

 

Voces cristianas de Sevilla

Read 1865 times
Login to post comments