Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

LA VOCACIÓN DE JESÚS

Written by
Rate this item
(72 votes)

"Tú eres mi Hijo amado. Mi predilecto" (Mc 1,11b)

 

El bautismo de Jesús, es un acontecimiento fundamentalmente vocacional. Jesús, ya un hombre adulto, llega ante Juan, para ser bautizado por este profeta a quien seguramente ha estado escuchando atentamente. Probablemente, la predicación de aquel hombre de apariencia excéntrica, había provocado ya "algo", en el mundo interno de Jesús. Quizá aquellas palabras enérgicas que gritaba con fuerza el bautizador, junto al rio Jordán; anunciando la inminente llegada del Mesías y la exigencia de conversión, le habían hecho vibrar, desde lo más hondo de su corazón.

Es muy posible que Jesús anduviera por esos días con un rún rún en su corazón, conectando con su deseo profundo, y una pregunta estuviera resonando con fuerza en lo más íntimo de Jesús; esa misma pregunta con la que cada quien necesitamos conectar, en algún momento de la vida, y que denota las decisiones más cruciales: ¿Quién soy?... ¿Para qué he nacido?...  ¿Qué sentido quiero que tenga mi existencia?

Entonces, experimenta la presencia de Dios de un modo claro y contundente. En ese momento, siente confirmado lo que ha estado aprendiendo y estudiando toda su vida, lo que le han enseñado y lo que él mismo ha ido captando acerca de Dios, como un padre amoroso y cercano.

Pero es más aún, no solamente experimenta la presencia amorosa de Dios, sino que experimenta, cómo Dios mismo le da la respuesta a su pregunta: "Tú eres mi Hijo querido, mi predilecto".

Para Jesús, lo que vivió en el Jordán, funda su vocación, es decir, desde entonces comprende quién es él para Dios: El Hijo Amado. A partir de esto, configura todo su ser y apuesta plenamente por su proyecto de vida. Quiere vivir siempre siendo Hijo amado, que ama a su Padre y, por lo tanto, que ama lo que su Padre ama. Quiere dejarse apasionar por lo que le apasiona al Padre: La vida de la creación, la vida digna de la humanidad a la que con tanto cariño ha creado.  Desde entonces, todo lo que Jesús es y todo lo que hace, lo vive como Hijo del Padre amoroso.

De tal modo le cree a su vocación, que se deja apasionar por el amor del Padre Dios, queriendo estar siempre con él y queriendo hacer sólo lo que a su Padre amado, le place. El mayor anhelo de Jesús, su pasión, consiste en que se realice la voluntad del Padre Dios a quien tanto ama: ¡Que el amor de Dios reine de tal manera que la humanidad viva feliz, con justicia y paz, desde este amor divino que infunde vida plena!

Cuando cada quien encuentra la respuesta, y la fundamenta no en sí mismo, ni en lo que su ego le dicte, sino en lo que Dios pronuncia, entonces la vida adquiere sentido de tal manera que se convierte en una historia apasionada. No importa que haya crisis que descoloquen, no importa que por momentos las noches o las tormentas nos hagan perder un poco el rumbo, no importa si en el fondo sé quién soy... Si he encontrado mi vocación.

 

Oración de acción de gracias

Gracias Padre por nuestra vocación.

Gracias por quién soy para ti y por quién puedo ser desde ti.

Gracias por llamarnos a ser.

Gracias por la respuesta que le da sentido a nuestra existencia.

Gracias por llamarnos "hijos" en tu Hijo amado, Jesús.

Gracias te damos quienes soñamos apostar la vida a vivir plenamente nuestra

vocación.

Gracias porque podemos hacer de nuestra vocación, un proyecto de vida.

Gracias porque quién soy le da sentido a lo que haga.

Gracias a ti, somos, gracias por quienes somos para ti.

Gracias por quién eres; Padre Dios.

Gracias por Jesús.

Gracias, Espíritu Santo, por habitar en el corazón, y por impulsarnos a ser

cada vez mejor versión de nosotros mismos.

 

Rogelio Cárdenas,msps

Read 26072 times
Login to post comments