Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

PARÁBOLA DE LA MADRE (José Enrique Galarreta)

Written by
Rate this item
(43 votes)

El pueblo cristiano, privado de Abbá, salvó su fe por María, la Madre.

Dios daba miedo, porque se había retrocedido, ignorando la Buena Noticia de Jesús: se había sustituido a Abbá, el papá en quien se puede confiar, que da seguridad y cariño, por el Señor Dios Todopoderoso, lejano y más bien temible.

La gente se había quedado sin médico, sin padre, sin amparo. Y encontró a la Madre: refugio de pecadores, consuelo de afligidos, auxilio de los cristianos... exactamente lo que significa Abbá.

Pero, además, María nos ha ofrecido una enorme mejora en la imagen de Abbá. Le ha quitado para siempre su masculinidad patriarcal. Al dirigirnos a María como Madre, poniéndola en el lugar de Abbá, hemos iluminado a Abbá con luz maternal. Hemos entendido por qué en la Parábola del Hijo Pródigo no hay madre: porque no hace falta, porque el corazón del padre es maternal.

María, parábola de Dios. De ninguna manera renunciamos a la devoción, admiración, gratitud a María, la madre de Jesús, por la que pudo Jesús ser uno de nosotros. Pero no sustituimos a Abbá por María.

Es muy interesante comprobar cómo muchas de nuestras oraciones a María podrían dirigirse directamente a Dios/Abbá, y cómo otras muchas dirigidas a Dios muestran nuestra distancia respecto de Él, nuestro temor y lejanía que aún persisten.

Y cómo pedimos la intercesión de María. Aunque no necesitamos ningún intercesor para acudir a nuestra Madre Dios, ni mucho menos ningún abogado para que nos defienda.

Read 4929 times
Login to post comments