Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

DE PALACIOS, CATEDRALES Y FAVELAS

Written by
Rate this item
(30 votes)

"...si logro ayudar a una sola persona a vivir mejor, eso ya justifica la entrega de mi vida" (Papa Francisco)

27 de abril, II domingo de Pascua

Hch 2, 42-47

-"Eran asiduos en escuchar la enseñanza de los apóstoles, en la solidaridad, en la fracción del pan y en las oraciones".

-A diario acudían fielmente y unánimes al templo; en sus casas partían el pan, compartían la comida con alegría y sencillez sincera".

El pan sigue abundante, pero la fracción compartida y la alegría rondan los límites de la miseria. Los han rondado siempre, excepto cuando, como sugiere la Evangelii Gaudium, rompemos la paredes y el corazón se nos llena de rostros y de nombres, alcanzando con ello plenitud. Un drama griego cósmico de Macroeconomía Social que los potentados de la tierra –laicos y sagrados- no quieren reconocer y a cuya representación se niegan a asistir.

Su título: "De Palacios, Catedrales y favelas", escrita por el Homo Sapiens del siglo XXI. El Argumento alcanza toda la historia de la Humanidad, desde las inmediaciones de Altamira a nuestros días. El Prólogo es un grito de apremio a los potentados de palacios y catedrales para una toma de conciencia de los hechos... que no quieren escuchar. Los Actos que siguen, explayan con contundencia la realidad de un mundo de favelas en cuyos interiores y aledaños apenas superviven plantas, animales y personas.

¿Y el Epílogo? Un trágico final del que solo Palacios, Catedrales y favelas unidos –la responsabilidad es unitaria- podrán revertirlo en un desenlace feliz. Pero esto no será viable mientras esos rostros desfigurados de crucificados de la tierra nos abofetean con el rostro torturado y deformado de Jesús en el Monte de la Calavera. Como nos abofetean las fisonomías orondas de palacios y catedrales depredadoras del pan de los pobres. ¡Qué bien les sentaría a modo de leyenda en sus frontispicios, el consejo de Idomeneo a su hijo Idamante: "Si quieres aprender el arte de reinar comienza por preocuparte de sostener al pobre"!

De esta manera plenamente evangélica lo han entendido muchos cristianos y no cristianos. Un botón de muestra, el de Vicente Ferrer. De él dice uno de los protagonistas en su reciente película, que "Enseguida se dio cuenta de que su tarea más urgente no era evangelizar, sino ayudar a los campesinos más pobres a salir de su miseria". Y cuando un periodista le pregunta sobre su próximo destino, el todavía jesuita le responde sin titubear: "Donde haya gente que me necesite para vivir con dignidad". Porque, como le manifiesta sin ambajes a su superior: "La razón de mi presencia aquí no es decir la misa, es paliar la miseria".

Resultado: un Proyecto social para una vida más digna de los intocables, con escuelas, hospitales, pozos de agua, campos de cultivo, ilusiones en el corazón, etc, que hoy beneficia a más de dos millones de personas en Anantapur, una de las regiones más pobres de la India.

Un sueño hecho realidad, como el que imaginó Vittorio de Sica en Milagro en Milán, donde la magia hace que los desheredados milaneses sobrevuelen los altivos capiteles de su ostentosa catedral gótica. Cabalgan en mágicas escobas hasta perderse en el horizonte del cielo mientras corean su austera felicidad: Nos basta una casita para vivir y dormir. Nos basta un poco de tierra para vivir y morir...

Es el triunfo final de los excluidos. De los seres anónimos a quienes se les retira con violencia el carnet de todo derecho humano. Inocentes oprimidos hasta la muerte con falsos pretextos, como el cordero por el lobo en la fábula de Esopo. El psiquiatra y filósofo Frantz Fanon lo denuncia cerrando su obra Los condenados de la tierra, con esta conclusión: "Por Europa, por nosotros mismos y por la humanidad, compañeros, hay que cambiar de piel, desarrollar un pensamiento nuevo, tratar de crear un hombre nuevo".

Abajo, pegados a la tierra, las fisonomías orondas de Catedrales y Palacios. Arriba, pero también pegados a la tierra, los demacrados semblantes de favelas. Tragedia para todos al fin... difícil de entender desde este terrenal patio de butacas. Entretanto, y para cada uno de nosotros, la invitación del Papa de los pobres: "...si logro ayudar a una sola persona a vivir mejor, eso ya justifica la entrega de mi vida".

 

EL LOBO Y EL CORDERO

"Un lobo y un cordero, empujados por la sed, llegaron al mismo riachuelo. El lobo se detuvo más arriba, y mucho más abajo se situó el cordero. Entonces, aquel bribón, empujado por su desenfrenada glotonería, buscó un pretexto para pelearse.

-¿Por qué -dijo- enturbias el agua que estoy bebiendo?

El cordero, atemorizado, respondió:

-Perdona, ¿cómo puedo hacer eso, si bebo el agua que pasa antes por ti?

Y aquel, derrotado por la evidencia del hecho, dijo:

-Hace seis meses hablaste mal de mí.

Y el cordero rebatió:

-¡Pero si aún no había nacido!

-¡Por Hércules! Fue tu padre el que habló mal de mí -dijo el lobo. E inmediatamente se le echó encima y lo despedazó hasta matarlo injustamente.

Esopo


Vicente Martínez

Read 2596 times
Login to post comments