Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

TODO EL MUNDO VA AL CIELO

Written by
Rate this item
(1 Vote)

- Mi buen Dios, dime, ¿van al cielo los budistas?

- Claro que sí.

- ¿Y los taoístas?

- También.

- ¿Y los musulmanes y los animistas van al cielo en serio?

- En serio, mi hijo.

- Dime entonces, ¿los ateos, los marxistas, los grandes

pecadores, también los recibes en tu cielo?

- En mi cielo yo recibo a todo el mundo.

- Entonces ¿de qué sirve ser cristiano?

- Sirve para comprender esta Buena Noticia, alegrarse con ella y

proclamarla a todos los vientos.

- ¡Caramba! Todo el mundo va a hacer lo que le venga en gana, ¿te

imaginas el lío?

- Pero la tierra es ya un lío, mi hijo. Cree en esta Buena Noticia que

te estoy contando y las cosas no podrán jamás estar peor.

Dice la Palabra:

"En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones" (Juan 14, 2).

----------------------------------------------

NOTA: Para quienes pudieran atragantarse con ese tipo de teología, yo les remito a la parábola del gran banquete ofrecido por el rey con motivo de las bodas de su hijo (Mateo 22, 1-14).

A pesar de las súplicas del rey, los primeros invitados inventan mil excusas para no ir a la boda. El rey aguanta la afrenta, pero no se resigna a celebrar la fiesta solito con su perro. Abre de par en par las puertas de su palacio e invita a todo el mundo a la boda.

La respuesta no se hace esperar. En un santiamén la sala de banquete se llena hasta los topes. Una muchedumbre abigarrada de "buenos y malos" se amontona allí en barullo. Todos se apipan y se divierten como nunca lo habían hecho en su vida. El rey está feliz.

Solo un amargado, más católico que el papa, se ha quedado en un rincón echándole mala onda al rey por no hacer diferencia entre "los buenos" como él, y "los otros" que, por ser diferentes, seguro han de ser "malos"... A él le gusta llenarse la panza con las exquisiteces de la casa del rey, pero compartirlas con gente que no es como él, le da asco. En una palabra, el mismo se excluye de la fiesta.

Porque el Reino de Dios es una fiesta inmensa para el mundo entero, y sólo los aguafiestas no caben en él.

Nada peor que los miedos, los complejos, los prejuicios, los fanatismos, los tabúes, las creencias de hormigón y la paranoia erigida en virtud para arruinarse la vida y envenenar la de los demás...

¡Para el Dios de Jesús y su Evangelio no hay discriminación que valga!

 

Eloy Roy

Read 2650 times
Login to post comments