Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

CONCLUSIONES DE LAS VII JORNADAS DE PASTORAL PENITENCIARIA

Written by
Rate this item
(12 votes)

"Estuve en la cárcel y fuisteis a verme"

Enfermos mentales sin tratamiento,
indigentes esclavizados por otros reclusos,
ausencia de libertad de expresión...

Muchos presos recluidos en las cárceles españolas viven en silencio situaciones difíciles. La preocupante situación de los enfermos mentales dentro de la prisión, los problemas de los indigentes encarcelados que se convierten en esclavos de otros reclusos por su falta de recursos, o la falta de credibilidad para las autoridades del presidio de aquellos penados que denuncian a funcionarios, son algunas de las cuestiones planteadas por setenta expertos en la vida cotidiana de las cárceles españolas reunidos recientemente en Sevilla en el marco de la Pastoral Penitenciaria que han hecho ahora públicas sus conclusiones.

Capellanes, voluntarios, mercedarios y diversos expertos en el tema convocados por los Trinitarios, históricos redentores de cautivos, se reunieron en la capital andaluza en las VII Jornadas de Pastoral Penitenciaria para ofrecer alternativas a la aplicación de los Derechos Humanos sobre la población penitenciaria.


Confusión con los permisos

Las denuncias que se han hecho públicas son muy variadas: "Hay presos en permisos penitenciarios o en libertad condicional o total que son detenidos por la policía al estar en busca y captura. Pedimos que haya un mejor control y unificación de datos para que los Juzgados averigüen quiénes de los declarados en busca y captura están en prisión para notificárselo a los Centros Penitenciarios y a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado".


Alternativas dignas al "destierro"

Consideran contraproducentes las sentencias que ordenan una orden de alejamiento a individuos fuera de la provincia. "Eso es lo más parecido a un 'destierro' aún mucho peor que la cárcel. Lo que lleva consigo infinitud de problemas de todo tipo para el infractor." Solicitan que se busquen medidas alternativas más humanas y dignas.


El problema de los indigentes

Especial interés han planteado en el caso de los presos sin recursos denunciando que "existe escasa o nula atención administrativa a los indigentes en prisión: vestuario, comunicación telefónica con los familiares. Hay centros penitenciarios donde la Dirección pone todo tipo de trabas y dificultades para que la Pastoral Penitenciaria pueda paliar esas carencias de centenares de interno.


Esclavos de presos pudientes

Para paliar esta situación, plantean: "Ante la situación de tantos presos indigentes, pobres de solemnidad y carentes de todo, lo que da lugar a situaciones de humillación y viéndose sometidos, algunos de ellos, a una esclavitud indigna por parte de otros presos pudientes, proponemos que se haga un programa de 'gastos ineludibles', a fin de que desaparezcan las desigualdades injustas que existen actualmente en las prisiones entre presos pobres y presos con buena solvencia económica en su peculio."


Permiso para llevar el DNI

Destacan asimismo la petición de que cuando un preso o una presa sale de permiso puedan portar su DNI y no un papel de permiso de la prisión porque a la hora de hacer gestiones oficiales en la calle se les exige el DNI. Y añaden: "Con el certificado del permiso penitenciario se les obliga a declararse como preso, lo que vulnera su derecho a la intimidad".


No les creen

Muchísimos presos se quejan de que no son escuchados ni creídos por la Comisión de disciplina cuando se les ha puesto un parte por faltas, sobre todo si es en relación con algún señor funcionario.

También hacen hincapié en "la falta alarmante de profesionales técnicos para poder atender dignamente las necesidades y demandas de los internos".


Trato más respetuoso

El traslado de presos a centros alejados de su núcleo familiar y social lo califican de "preocupante, por lo injusto e inhumano, por lo que conlleva al desarraigo y ruptura con la familia." Los especialistas solicitan además que el trato con los internos, por parte de algunos miembros de la Administración Penitenciaria, sea más humano y más respetuoso".


"La disciplina no significa malos modos"

"Hay que fomentar actividades educativas y culturales para que los presos sean formados en hábitos de conducta respetuosa y digna para con sus propios compañeros y los funcionarios. Exigir disciplina no significa malos modos ni falta de respeto," continúan.


Enfermos mentales, situación degradante

Uno de los mayores problemas afecta a las personas con dificultades: "Es degradante la situación que viven muchos presos que sufren enfermedades mentales, o están disminuidos física o psicológicamente y se encuentran mezclados con personas normales. Pedimos que la Institución Penitenciaria ofrezca con urgencia medidas alternativas a tanto sufrimiento y degradación que padecen muchos de estos presos".


Sin libertad de expresión

Denunciamos el miedo que manifiestan muchos presos y presas al no poder ejercer la 'libertad de expresión' ante situaciones injustas o indignas que se producen en la prisión y que, por miedo a la represión de la Institución, tienen que callarse y aguantar las deficiencias.


Programas de calidad de vida

Proponen los participantes en las Jornadas fomentar talleres de formación, de ocio y ocupacionales a través de los voluntarios que colaboran con la Pastoral Penitenciaria; fomentar las Unidades Dependientes para cumplir las penas a través de casas de acogida; y poner en marcha "programas de calidad de vida" para grupos especiales dentro de prisión, como son las personas mayores, los discapacitados, los enfermos mentales, o los jóvenes.


Sin asesoría jurídica por recortes

Por último, ven imprescindible "potenciar, desde la Pastoral Penitenciaria, la asesoría jurídica a los internos más pobres y desamparados de orientación penal y penitenciaria, sobre todo teniendo en cuenta que los servicios del SOAJP (el servicio gratuito de abogados andaluces) ha dejado de funcionar por falta de recursos económicos por parte de la Junta de Andalucía".

 

'El plural' (7-dic-13)

 

Nota sobre la situación en la cárcel de Villabona (Asturias)

El domingo pasado, en una de las misas celebradas en la cárcel de Villabona de Asturias, a las que asisten bastante más de un centenar de reclusos, un chico suramericano manifestó su deseo de hacer la Primera Comunión: "para que me ayude..."

Hay hombres y mujeres en este Centro Penitenciario que están luchando mucho por rehacer sus vidas, a pesar de que la situación carcelaria de los Centros Penitenciarios españoles adolece de problemas muy graves.

En este sentido nos duele profundamente el deterioro progresivo y cada vez mayor que está afectando a la UTE del C.P. de Villabona de Asturias, en otro tiempo modelo exportado e imitado por otras instituciones penitenciarias como un camino óptimo para la recuperación e reinserción de muchos reclusos que por este camino fueron capaces de rehacer sus vidas con un porcentaje mínimo de recaídas después de haber salido en libertad, muy inferior a los que no habían pasado por estas Unidades Terapéuticas Educativas.

Como seres humanos y más como creyentes no nos podemos evadir de las más de 70.000 personas que pueblan las cárceles de este país, para la mayoría de las cuales Navidad no es Navidad, como tampoco lo que para los miles de personas que hoy se van a morir de hambre en el mundo, y eso que Jesucristo nos dejó bien claro su testimonio y su receta perfecta para que no fuera así.

Faustino Vilabrille

Read 2054 times
Login to post comments