Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

GÉNESIS 3, 9-15 y 20 / EFESIOS 1, 3-6 y 11-12

Written by
Rate this item
(39 votes)

GÉNESIS 3, 9-15 y 20

Después que Adán comió del árbol, el Señor Dios, le llamó:

- ¿Dónde estás?

Él contestó:

- Oí tu ruido en el jardín, me dio miedo porque estaba desnudo, y me escondí.

El Señor le replicó:

- ¿Quién te informó de que estabas desnudo? ¿es que has comido del árbol del que te prohibí comer?

Adán respondió:

- La mujer que me diste por compañera me ofreció del fruto y comí.

El Señor Dios dijo a la mujer:

- ¿Qué es lo que has hecho?

Ella respondió:

- La serpiente me engaño y comí.

El Señor Dios dijo a la serpiente:

- Por haber hecho eso, serás maldita entre todo el ganado y todas las bestias del campo, te arrastrarás por el polvo y comerás polvo toda tu vida.

Establezco enemistades entre ti y la mujer, entre tu estirpe y la suya; ella te herirá la cabeza cuando tú la hieras en el talón.

El hombre llamó a su mujer "Eva" por ser la madre de todos los que vienen.

El Génesis es un libro compuesto de varios grupos de temas. La primera parte del libro es pura teología, referida a la creación, del mundo y el ser humano. La segunda es recopilación de antiquísimas tradiciones y leyendas (Caín y Abel, la torre de Babel y el diluvio). La tercera es la historia de Abraham, Isaac y Jacob, hasta la migración a Egipto.

La primera parte no tiene nada de género histórico. Es "teología narrativa", es decir teología a base de relatos. Estos relatos son inventados, no históricos, basados en tradiciones y leyendas de varias culturas muy antiguas. Acerca de ellos no tiene sentido la pegunta "¿qué sucedió?" sino "¿qué mensaje quiso transmitir el autor? El mensaje se puede transmitir contando una historia, o una leyenda, o un relato inventado o un poema, una canción. Una vez más, adquiere enorme importancia conocer el "género literario" de cada pasaje. El género literario del pasaje que comentamos no es historia sino relato inventado para transmitir un mensaje.

Este mensaje es aquí un intento (fallido) de explicar la presencia del mal en el mundo, un acto de fe en el que el mal no procede de Dios, sino de la libertad humana mal utilizada. Y los males que soporta el ser humano (la muerte, el penoso trabajo, el parto con dolor) se entienden como castigo de Dios por la desobediencia de los humanos.

Esta interpretación no es aceptada ya hoy en la Iglesia, aunque permanece todavía y se hace presente en la predicación e incluso en algunos documentos pontificios (tales como el catecismo de Juan Pablo II). Por tanto, ni Adán y Eva, ni el Paraíso, ni el primer pecado existieron y por tanto no se puede construir nada sobre esos relatos ni siquiera sobre su mensaje, que pertenece a una teología prehistórica, enteramente superada.

 

EFESIOS 1, 3-6 y 11-12

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en la persona de Cristo con toda clase de bienes espirituales y celestiales.

Él nos eligió en la persona de Cristo -antes de crear el mundo- para que fuésemos santos e irreprochables ante él por el amor.

Él nos ha destinado en la persona de Cristo –por pura iniciativa suya- a ser sus hijos, para que la gloria de su gracia, que tan generosamente nos ha concedido en su querido hijo, redunde en alabanza suya.

Con Cristo hemos heredado también nosotros. A esto estábamos destinados por decisión del que hace todo según su voluntad. Y así, nosotros, los que ya esperábamos en Cristo, seremos alabanza de su gloria.

Es, evidentemente, un precioso pasaje que se refiere al plan de Dios sobre los humanos, una exhortación a la santidad fundada en la ayuda de Dios, su gracia, una llamada de Dios a ser sus hijos, es decir, a descubrir y reconocer quiénes somos y a qué somos llamados.

Se puede aplicar a todos los seres humanos sin distinción, aunque aquí se quiere aplicar (de forma más bien exclusiva) a la madre de Jesús.

 

José Enrique Galarreta

Read 8874 times
Login to post comments