Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

BUSCANDO A SUGAR MAN

Written by
Rate this item
(27 votes)

¿Alguien conoce a un cantante norteamericano de los años setentas llamado Sixto Rodríguez? Probablemente la mayoría responderá que no; en Sudáfrica y Australia responderán que sí, por supuesto que sí, y que sus baladas rock motivaron el movimiento contra el apartheid y por la igualdad de derechos. Rodríguez, de Detroit, grabó dos discos en 1970 y 1971: Cold Fact y Coming from Reality. Los dos fueron un fracaso en Estados Unidos, a pesar de su calidad musical (muy similar a la de Bob Dylan). Después ya no se volvió a saber nada de Rodríguez.

Por entonces, alguien viaja a Sudáfrica con el disco vinilo de Cold Fact, lo comparte a los melómanos, y de pronto se convierte en el número uno de ventas. Todos quieren una copia, todos conocen sus canciones, y se cantan en las protestas sociales. Pero, ¿quién es ese jovencito de tez morena y anteojos oscuros que aparece en la carátula? ¿Por qué no se sabe nada sobre él? Cuentan que un día se pegó un tiro sobre el escenario o que se quemó a lo bonzo: ¿es cierto? ¿Quién es Rodríguez, quién es Sugar Man?

A mediados de los años noventa, el propietario de una tienda de discos de colección y un periodista se unen en una intensa campaña para encontrar a Sugar Man; veinte años después, un cineasta sueco, Malik Bendjelloul, hace esta película documental para recuperar la historia de esta búsqueda. El resultado: una película cautivadora, emocionante, sensible, intrigante, sorprendente.

Searching for Sugar Man recoge entrevistas precisas sobre Rodríguez a productores musicales, aficionados de sus canciones, promotores de su fama en Sudáfrica; también fotografías y filmaciones de época, letras de las canciones, confesiones de sus compañeros de trabajo y de sus tres hijas.

Ir descubriendo a Rodríguez, poco a poco, como espectador, es al inicio una aventura de suspenso, casi detectivesca, y luego una convivencia de amigos entrañables, para compartirnos lo que somos y anudar lazos afectivos.

Omito decir más en particular lo que encontramos, para no anticipar la sorpresa emocional. Con la utilización continua de largos y delicados travellings, pocas veces este recurso de la cámara encaja tan bien como ahora, en este viaje: nostálgico, musical, social, revolucionario, tremendamente agridulce y esperanzador.

Buscando a Sugar Man, ganó en 2013 el Oscar al mejor documental; los otros filmes en competencia trataban sobre guerra, conflictos, problemas de salud. A diferencia de todos estos, el documental sobre Rodríguez habla sobre la pasión de disfrutar el día a día, y seguir los sueños, y compartir lo que creo, sin buscar reconocimiento personal.

Quizás sea justo lo que hoy necesitamos: contarnos lo que hay en el corazón, lo que nos anima a seguir adelante y a tener esperanza. Y las canciones de Rodríguez lo siguen haciendo hoy, cuarenta años después.

En un momento de las entrevistas, un compañero de trabajo de Rodríguez dice de él: "Transformó todo en algo distinto, hermoso; quizás trascendente, quizás eterno. Es un artista: representa lo que el espíritu humano puede alcanzar".

 

Luis García Orso, S.J.

Colegio Pío Latino, Roma

Read 5843 times
Login to post comments