Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

LA MEJOR PARTE

Written by
Rate this item
(18 votes)

21 de julio, domingo 16 del TO.

Lc 10, 38-45: Marta y María

"Marta se afanaba en múltiples servicios . Hasta que se paró y dijo:

-Maestro, ¿no te importa que mi hermana me deje sola en esta tarea? Dile que me ayude.

El Señor le replicó:

-Marta, Marta, te preocupas y te inquietas por muchas cosas, cuando una sola es necesaria. María escogió la mejor parte y no se la quitarán".

Los Padres del desierto no se retiraban a los eremitorios porque esa fuera la mejor parte, como alabó Jesús en el comportamiento de María. Marta le recibió en su casa y mientras su hermana escuchaba la palabra, ella la llevaba a la práctica"multiplicándose para dar abasto con el servicio".

María y Marta son el eco eterno de un mismo grito en la quebrada. Son el río y su orilla. El primero, la acción, siempre discurriendo. La segunda, la vertiente, siempre contemplativa manando el agua que alimenta el río. ¿A qué se hubiera reducido la invitación a Jesús sin la solicitud de Marta, que es la que invita, aunque "inquieta y nerviosa con tantas cosas?"

Ya Antonio Abad, fundador del movimiento eremítico cristiano, no aconsejaba a sus imitadores sistemas complicados de consideraciones espirituales, y les invitaba al ejercicio de tareas prácticas, gracias a las cuales sería posible iniciarse en el misterio de Dios y en el del hombre. Sentía en su interior vínculos de gracia invisibles, que mantienen al ermitaño en comunión íntima con innumerables hermanos, y que le apremian a responder ante Dios de la humanidad entera.

El patriarca de la vida monástica occidental, Benito de Nursia, lo concretaba: "Todo el que se compromete con la vía de la espiritualidad cristiana, siente que su corazón se expande y camina en la alegría inconmensurable del Espíritu Santo, hacia Dios y hacia los otros hombres". Ambas dimensiones tienen que unirse y complementarse equlibradamente en todo discípulo de Jesús. El gran amigo de Lázaro y sus hermanas lo entendió siempre de esta manera. Tres días de oración en el desierto y tres años de vida pública en acción. En el Ora et labora benedictino se funden en fraternal abrazo Marta y María.

El Papa Francisco se manifestó en esta misma línea al referirse a este lema monacal:"Se trata de una invitación a partir de la contemplación del Señorío de Jesús, para recibir de él la fuerza de dar testimonio del Evangelio en la vida cotidiana: contemplar y actuar".

Un testimonio falto de credibilidad cuando únicamente es ejercido en horario de verano. En su última misa en Santa Marta antes de las vacaciones, el obispo de Roma ha criticado a los cristianos a media jornada: "¡El cristiano a tiempo parcial, no va!", comentó en la homilia.

 

VIDA EN EL AMOR

"La oración es algo natural en el hombre, como el hablar, o sulpirar, o mirar, o como el latir del corazón enamorado; y en realidad es una queja y un suspiro y una mirada y un latido enamorado. Es algo natural en el hombre y es un instinto, pero el hombre con su naturaleza caída tiene que aprenderlo de nuevo, porque es un instinto olvidado.

La oración no es más que establecer contacto con Dios. Es una comunicación con Dios, y no necesita ser con palabras ni aun con ta mente. Uno puede comunicarse con la mirada, o la sonrisa o los suspiros, o con actos. Fumar puede ser también una oración, o pintar un cuadro, o mirar el cielo, o beber agua.

De hecho todos nuestros actos corporales son oración. Nuestro cuerpo formula una profunda acción de gracias cuando sediento recibe un vaso de agua. O cuando un día de calor nos zambullimos en un río fresco, toda nuestra piel canta un himno de acción de gracias al Creador, aunque ésta sea una oración irracional, que puede ser sin nuestro consentimiento, y aun a veces a pesar nuestro.

Pero todo lo que hacemos podemos hacerlo oración. Y el Señor dijo a Ángela de Foligno que Él se complacía en todos los actos de ella, lo mismo cuando comía o bebía o dormía; que se complacía en todo su ser o en el ejercicio de todas sus funciones orgánicas".

Ernesto Cardenal

 

Vicente Martínez

Read 2803 times
Login to post comments