Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

PALABRAS DE JESÚS

Written by
Rate this item
(9 votes)

El 'Jesus Seminar' es un proyecto de unos ciento cuarenta estudiosos del Nuevo Testamento que se proponen investigar la autenticidad histórica de los dichos y los hechos de Jesús. Su trabajo y su sistema de votación ha recibido numerosas críticas por parte de otros expertos, pero no cabe duda de que se trata de un grupo influyente.

No hace tanto aparecían en un diario español las declaraciones de John Selby Spong, obispo episcopaliano de EE UU, que colabora en el 'Jesus Seminar' y que afirmaba que "solo el 16 por ciento del Nuevo Testamento fue pronunciado verdaderamente por Jesús".

Afirmaciones de este tipo pueden producir por lo menos desconcierto: si eso es así ¿cómo sabremos a qué atenernos?; el restante 84 por ciento ¿es sólo un invento de la comunidad y por tanto no vinculante? No quisiera yo -ni probablemente tenga capacidad- entrar aquí en este debate. Estoy convencido en todo caso de que la fe y la adhesión del creyente se apoya sin duda en las palabras de Jesús, pero va más allá de ellas para tratar de incorporar su espíritu que fue también el de las comunidades del Nuevo Testamento.

La Iglesia oficial ha tratado siempre de fijar una ortodoxia y luchar contra una dispersión de pensamientos y conductas que le resulta temible pero eso no ha impedido que los verdaderos adoradores, en espíritu y en verdad, sigan buscando y encontrando caminos nuevos y antiguos. Sin duda es una búsqueda que no descarta la posibilidad del autoengaño. En mi opinión el antídoto es la confrontación con la comunidad.

Alguna vez he contado lo sucedido en la visita del cardenal Rouco a una residencia de sacerdotes. Aludiendo a la lectura del día, uno de los presentes le preguntó: "¿No siente usted vergüenza cuando proclama ese pasaje contra las largas vestiduras, los primeros puestos en los banquetes...? La siento yo, que no hago esas cosas..." La respuesta del cardenal fue como sigue: "No, porque ese es un lenguaje simbólico".

No sé yo lo que el 'Jesus Seminar' dirá sobre esas palabras de Jesús pero ahí queda bien clara la capacidad de engañarse de las personas cuando llega el momento de defender sus intereses.

Todo esto viene a cuento de dos reflexiones que he hecho al hilo de unos acontecimientos que me han sido cercanos.

El primero sucede en un pueblo de La Mancha. Como si fuera la oficina del DNI, el grupo de Cáritas da cita a quienes llegan "para la semana siguiente". Pero muchos de los solicitantes son transeúntes y una mujer del pueblo ha empezado a atenderles por su cuenta: les da comida, les acompaña a hacer gestiones, les encamina a albergues.

Yo pensaba en la palabra de Jesús: "No tienen necesidad de médico los sanos sino los enfermos". Es una frase que parece obvia pero que no lo es tanto. En realidad, en la propia Iglesia se suele atender a los sanos, a los que vienen puntuales a la cita, a quienes rellenan la ficha, a los que atienden los consejos... pero no a los que no son rentables, a los que olvidan acudir a tiempo, a los que piden a deshora y de mala manera.

La segunda historia tiene que ver con la parábola del buen samaritano. Nunca me había fijado suficientemente en las palabras al posadero: "Cuídalo y lo que gastes de más te lo reembolsaré a la vuelta". El samaritano no es solo alguien movido a compasión que atiende al herido sino alguien que va más allá, alguien que "toma a cargo".

¿Qué dirá el 'Jesus Seminar' sobre esas palabras de Jesús? ¿las dará o no por auténticas? Ciertamente no tengo ni idea pero tampoco me importa demasiado. Creo que en ellas como en todas se expresa un espíritu que nos reta al seguimiento, a cada uno según su capacidad. Porque la letra mata muchas veces pero el espíritu siempre da vida.

 

Carlos F. Barberá

Read 9147 times
Login to post comments