Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

LAS RAICES DE JESÚS

Written by
Rate this item
(5 votes)

Amigos, amigas.

Nos preguntamos sobre el origen, la familia, la lengua, la formación, el estado civil... de Jesús. Constituyen parte de las "raíces" de Jesús. También Jesús tuvo raíces. Merecen nuestro interés y cariño: nos acercan a lo terreno, humilde, sencillo de Jesús. De Dios mismo.

¿Y qué conocemos sobre el nacimiento, la infancia y la primera juventud de Jesús? Menos de lo que quisiéramos, pero más que lo que sabemos del nacimiento e infancia de la mayoría de los personajes famosos de la antigüedad en torno al Mediterráneo.

En todo este tema sigo mucho a J.P. Meier, un exegeta moderado, para muchos demasiado; es, pues, muy "fiable".

(Un judío marginal. Nueva visión del Jesús histórico,
Verbo Divino, 1998; cinco volúmenes).

 

MARCO CRONOLÓGICO

Nacimiento. Jesús nació durante el reinado del emperador Augusto (37 a.C.-14 d.C.), como lo indica Lc 2,1. ¿En qué año? No hay forma de saberlo con certeza. Pero lo más probable es que haya nacido hacia el final del reinado de Herodes el Grande, que murió en el año 4 a.C.; así lo sugerirían las historias (legendarias y simbólicas) de los magos y de la matanza de los inocentes (Mt 2,1-23), así como Lc 1,5 (En tiempos de Herodes, rey de Judea, hubo un sacerdote, llamado Zacarías...).

La mayoría sitúa el nacimiento de Jesús entre los años 6/4 antes de Cristo.

El "año 0" lo calculó un monje del siglo VI (Dionisio el Exiguo) a partir de la combinación de dos noticias: Lc 3,1 (El año quince del reinado del emperador Tiberio... vino la palabra de Dios sobre Juan) y Lc 3,23 (Cuando comenzó Jesús su ministerio, tenía Jesús unos treinta años).

La noticia de Lc 2,1s, según la cual Jesús habría nacido durante el censo de Quirino no hace sino complicar el asunto, pues Quirino fue gobernador de Siria a partir del 6 d.C., y fue en los años 6/7 cuando hizo el primer censo romano público.

Duración de su actividad. Lucas sitúa en el "año quince de Tiberio" la predicación de Juan y el inicio de la actividad pública de Jesús; ese año corresponde al 28 ó 29 d.C. Jesús tendría entre 33 y 35 años ("unos treinta años", como dice Lc 3,23).

Su ministerio duró entre año y medio y dos años y medio. Su actividad pública fue extremadamente breve. Pasó casi toda su vida llevando "vida normal" como todos los demás. Seguramente tuvo contacto con grupos judíos antes de lanzarse a predicar el Reino de Dios.

Muerte. Lo único casi seguro es la fecha de su muerte: el año 30, un viernes, de acuerdo a Mc 15,42 (Al caer la tarde, como era la víspera de la preparación de la fiesta, es decir, la víspera del sábado...), Jn 19,31 (Como era el día de la preparación de la fiesta de pascua), Lc 23,54 (Era el día de la preparación de la pascua y estaba comenzando el sábado).

 

MARCO GEOGRÁFICO: NAZARET, CAFARNAÚN, JERUSALÉN

El marco geográfico de Jesús está delimitado por estos tres nombres.

Casi toda su vida la pasó en la pequeña aldea de Nazaret en la montaña galilea. Allí convivió día a día con la miseria creciente de los campesinos. Allí se empapó del dolor de la gente más humilde, de sus gozos fundamentales, de su esperanza difícil, de sus grandes interrogantes.

Fue un perfecto desconocido como todos sus paisanos. ¿Desconocido también quizá para sí mismo? Pero allí fue despertando su conciencia, en contacto vital con el hálito, el dolor, la esperanza de los judíos. Allí fue conociendo lo que latía en el fondo de la conciencia de su pueblo, de sus compatriotas judíos, de sí mismo: la promesa de liberación de Dios. Lo lento, lo cotidiano, lo oscuro...

Llegado un momento, deja Nazaret y se traslada a Cafarnaún (Mt 4,12-13): lugar poblado de pescadores y agricultores, en una importante vía de comunicación entre Tiro y Sidón y la Decápolis (vía que abría Galilea a los paganos). Ahí se sitúa el centro de la vida pública de Jesús. Allí llamó a sus primeros discípulos (Mc 1,16ss). Allí encontró acogida en casa de Pedro (Mc 1,29; 9,33). Allí tuvo su base para su actividad itinerante.

Al final de su vida, Jesús se encaminó con los discípulos a Jerusalén para la fiesta de pascua. Jesús se movió sobre todo en Galilea, pero como todo buen judío miraba a Jerusalén como su centro espiritual y es muy probable que acudiese allí de manera regular para celebrar las fiestas judías principales, para gozar la cercanía de Dios, para soñar la renovación de Israel, y seguramente también para indignarse del poder religioso y político que allí reinaba.

 

¿DE BELÉN O DE NAZARET?

Toda la tradición evangélica coincide en afirmar que Jesús procedía de Nazaret. Mc y Jn presuponen implícitamente que Jesús nació allí: Mc le llama "el Nazareno" (Mc 1,24; 10,47; 14,67; 16,6), y califica a Nazaret como "su pueblo" (Mc 6,1). Felipe dice a Natanael: "Hemos encontrado a aquel de quien escribió Moisés...: es Jesús, el hijo de José, el de Nazaret" (Jn 1,45). El hecho de que procediese de Nazaret le restaba credibilidad a los ojos de los jefes judíos (Jn 7,52).

Sin embargo, las tradiciones de Mt 2 y Lc 2 refieren que nació en Belén. Son prácticamente los dos únicos lugares de todo el NT que lo indican. Es verdad que son tradiciones independientes: Mt y Lc no se copian, sino que recogen cada uno por su lado una tradición que necesariamente es anterior a ambos. Pero incluso Mateo y Lucas, en todos los demás lugares, hablan de "Jesús de Nazaret", "Jesús el Nazareno" o "Jesús el Nazoreo".

El único lugar del NT, fuera de los relatos de la infancia, donde aparece "Belén" es Jn 7,42: "No afirma la Escritura que el Mesías tiene que ser de la familia de David y de su mismo pueblo, Belén?" (un texto muy ambiguo).

¿Cómo pudo surgir, entonces, la tradición de que era de Belén? Belén es en la tradición bíblica la ciudad de David, y existía la creencia de que el hijo de David mesiánico había de nacer en Belén. La tradición sobre el nacimiento de Jesús en Belén habría nacido seguramente a partir de la fe en un Jesús que es Mesías y, por tanto, hijo de David. Belén es, pues, una "ficción teológica e interpretación posterior" (H. Köster). Es una forma de decir que Jesús es "hijo de David", el Mesías.

Jesús nació, pues, seguramente en Nazaret. Nazaret era un poblado judío que se alzaba, lejos de las vías comerciales, sobre una ladera en la zona montañosa de Galilea. El poblado era de tan escasa relevancia política y económica que nunca aparece mencionado en las fuentes antiguas (AT, Josefo, Talmud)..

Tendría entre 1000 y 2000 habitantes, artesanos y pequeños labradores, que vivían en cuevas, unas veces naturales y otras excavadas en piedra calcárea, algunas ampliadas con un salidizo cubierto.

¿Perdemos con ello toda la carga de fe, de ternura y emoción que evoca Belén? No, en absoluto. Incluso podemos seguir diciendo que Jesús "nació en Belén" entre pastores, con un lenguaje simbólico y poético que es imprescindible. Lo importante no es dónde nació físicamente, sino lo que su nacimiento nos hace esperar y soñar. Lo que importa es confesarle a Jesús "hijo de David", es decir, figura de las esperanzas y vida que anticipa su cumplimiento, y no precisamente por medios de grandeza y de poder.

 

¿LETRADO O ANALFABETO?

Según los investigadores, la tasa de alfabetización en la Grecia clásica se situaba entre el 5 y el 10%. Y el nivel de alfabetización en la cuenca oriental del Mediterráneo descendió con la entrada de Roma en escena.

En cuanto a Palestina, el pueblo judío había creado un cuerpo de Escrituras sagradas hacia el siglo I (lo prueba Qumrán), y no es extraño que tuviesen en alta estima la capacidad de leer y comentar los textos sagrados; hay indicios de que en tiempo de Jesús había una alfabetización bastante extendida entre los judíos palestinos. Pero dicha alfabetización, para la inmensa mayoría, tenía lugar en el seno de la familia: era el padre el que la impartía, y estaba reservada exclusivamente a los hijos, al menos en general).

¿Y Jesús? A pesar de ser de familia pobre, parece probable que supiese leer. Aparece en el evangelio enseñando y discutiendo sobre la Escritura. Jn 7,15: "¿Cómo es que entiendes de letras sin haber estudiado?".

Dentro de su familia, Jesús habría recibido una formación religiosa intensa y profunda, incluido el aprendizaje del hebreo bíblico, al menos para leer (la lengua hablada era el arameo, que se parecía al hebreo como el español al latín).

Por ser Jesús primogénito, José le habría dedicado especial atención, no sólo en la cuestión práctica de enseñarle el oficio, sino también formándolo en las tradiciones religiosas y en los textos del judaísmo.

Además de José, también la sinagoga de Nazaret desempeño tal vez una función alfabetizadora, en el caso de que ya en aquella época funcionase como una especie de "escuela elemental" religiosa", aunque no hay certeza al respecto.

De modo que Jesús procede, sí, de un ambiente campesino, pero es capaz de leer y comentar las Escrituras; se sitúa por encima de la mayoría de los hombres y mujeres del mundo grecorromano de la época. Hablaba arameo, conocía el hebreo, y seguramente también bastante griego (una lengua muy común en la Palestina de la época).

 

¿UN POBRE CARPINTERO?

Que era "carpintero" lo dice solamente un versículo del Nuevo Testamento: Mc 6,3a ("No es éste el carpintero, el hijo de María...?".

Mt 13,55 copia a Marcos, pero dice: "No es éste el hijo del carpintero?", para suavizar el rebajamiento que pudiera significar que Jesús mismo fuese carpintero. Pero seguramente lo fue: ¿cómo habrían inventado los cristianos algo que, según los criterios de la época, desdecía de Jesús?

El "carpintero" (tekton) fabricaba o arreglaba aperos de labranza, trabajaba la piedra y la construcción, etc. Era un artesano. Requería esfuerzo y fuerza muscular.

¿Era pobre? "Jesús no era, probablemente, más pobre ni menos respetable que casi cualquier otra persona de aquel pueblo o, incluso, de la mayor parte de Galilea. La suya no era la pobreza desoladora, humillante, del jornalero o del esclavo rural" (Meier).

Algunos exegetas opinan que Jesús era un labrador a quien, como a tantos otros de su época, los crecientes impuestos y deudas habían obligado a vender sus tierras y a reconvertirse en "carpintero" de segunda o de tercera, que pertenecía a una clase inferior a la de los humildes campesinos propietarios de una pequeña parcela de tierra.

 

José Arregi


Para rezar.

EN CRISTO LO TENEMOS TODO


Todo lo tenemos en Cristo.

Si ardes en fiebre,

él es la Fuente que refresca;

si estás oprimido por tus culpas,

él es la Liberación;

si necesitas auxilio,

él es la Fuerza;

si tienes miedo de la muerte,

él es la Vida;

si deseas el cielo,

él es el Camino;

si huyes de las tinieblas,

él es la Luz;

si necesitas nutrirte,

él es el Alimento.

 

San Ambrosio de Milán

Read 5397 times
Login to post comments