Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

AMÓS 8, 4-7 / TIMOTEO 2, 1-8

Written by
Rate this item
(37 votes)

Domingo 25 del Tiempo Ordinario


AMÓS 8, 4-7

Escuchad esto, los que oprimís al pobre, despojáis a los miserables diciendo: ¿Cuándo pasará la luna nueva, para vender el trigo, y el sábado para ofrecer el grano?

Disminuís la medida, aumentáis el precio, usáis balanzas con trampa, compráis por dinero al pobre, al mísero por un par de sandalias, vendiendo hasta el salvado del trigo.

Jura el Señor por la gloria de Jacob, que no olvidará jamás vuestras acciones.

Amós vive hacia el año 750. Nació en Tecua, a unos veinte Kilómetros de Jerusalén, pero ejerció su ministerio en el reino del Norte. No formó parte de ninguna comunidad profética (su oficio era granjero, o quizá pastor); es un profeta por inspiración divina, no por profesión.

Es contemporáneo de Oseas y ejerce su ministerio en tiempos de prosperidad (Reinado de Jeroboán II) pero también de gran corrupción, tanto religiosa (idolatría) como social-moral (abusos de los ricos).

La denuncia de los ricos explotadores de los pobres es uno de los temas fuertes de su predicación (y en esto se parece también a Oseas, aunque en éste el tema es menos tratado).

El texto que hoy leemos está atraído este domingo por las trampas del administrador infiel, "protagonista" de la parábola del evangelio de Lucas. (El mayor o menor acierto de esta atracción sería buena materia de comentario).

 

TIMOTEO 2, 1-8

Te ruego pues, lo primero de todo, que hagáis oraciones, plegarias, súplicas, acciones de gracias por todos los hombres, por los reyes y por todos los que están en el mando, para que podamos llevar una vida tranquila y apacible, con toda piedad y decoro. Eso es bueno y grato a los ojos de nuestro Salvador, Dios, que quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad.

Pues Dios es uno y uno solo es el mediador entre Dios y los hombres, el hombre Cristo Jesús, que se entregó en rescate por todos: éste es el testimonio en el tiempo apropiado: para él estoy puesto como anunciador y apóstol - digo la verdad, no miento - maestro de los paganos en fe y verdad.

Encargo a los hombres que recen en cualquier lugar alzando las manos limpias de ira y divisiones.

Seguimos con la lectura continua de esta carta, que empezamos el domingo pasado. Una de las preocupaciones de la carta es dictar normas concretas para la vida de la comunidad, y en la primera parte de este fragmento vemos algunas de ellas, destinadas a la oración por los gobernantes. Después se hace un párrafo doctrinal, mostrando a Jesús como mediador ("el hombre Cristo Jesús, que se entregó en rescate por todos").

El párrafo justifica en algún modo la oración por los gobernantes, que no son cristianos, por la voluntad de Dios "que quiere que todos los hombres se salven", y por la mediación universal de Jesús, e incluso por la misión del mismo Pablo, que se vuelve a definir como anunciador de la fe a los paganos.

Como casi siempre, no hay conexión entre este texto y los otros dos.

 

José Enrique Galarreta

Read 8844 times
Login to post comments