Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

RESEÑA DE LA ASAMBLEA ANUAL DE LCWR

Written by
Rate this item
(0 votes)

Durante la asamblea anual de LCWR celebrada en St. Louis del 7 al 10 de agosto, las más de 900 participantes planearon su respuesta a la evaluación doctrinal hecha a la organización por la CDF el 18 de abril.

Se recordó en primer lugar a las miles de personas de todo el mundo que se habían puesto en comunicación con LCWR urgiéndoles para que su respuesta fuera de tal forma que ayudara a reconciliar las diferencias que existen dentro de la Iglesia Católica y al mismo tiempo creara espacios para una conversación honesta y abierta sobre las cuestiones críticas, morales y éticas, que enfrenta actualmente la comunidad mundial.

Desde que se recibió el informe de la CDF, las oficiales de LCWR han hecho el mayor esfuerzo posible por escuchar las voces de sus 1.500 miembros, invitándolas a participar en procesos orantes para considerar las conclusiones y recomendaciones del reporte. En todo el país las religiosas pertenecientes a LCWR se juntaron en reuniones regionales para compartir sus ideas, las cuales se han convertido en la base de las conversaciones que tuvieron lugar en esta asamblea.

Durante tres días, mediante un proceso sostenido por la oración y el diálogo, las participantes en la asamblea consideraron varias respuestas al reporte de la CDF, con el fin de decidir juntas los mejores pasos a seguir.

Reconociendo que este es un tiempo histórico de reto para la Iglesia y para LCWR, las participantes expresaron su esperanza de que LCWR mantenga su rol oficial de representar a las religiosas de EEUU dentro de la Iglesia Católica.

A la vez que se reconoce con profunda desilusión el reporte de la CDF,

los miembros de LCWR proclamaron su intención de aprovechar esta oportunidad para explicar a los líderes de la Iglesia la misión, los valores y los principios operativos de LCWR.

Las participantes encargaron a las oficiales de LCWR que dieran comienzo a las conversaciones con el Arzobispo J. Peter Sartain, el delegado apostólico nombrado por la CFD para supervisar a LCWR y les pidieron que condujeran sus conversaciones con el Arzobispo Sartain desde una postura de profunda oración que valora el respeto mutuo, la escucha atenta, y el diálogo abierto.

Las oficiales procederán con estas conversaciones el tiempo que sea necesario, pero reconsiderarán su postura si sienten que LCWR está siendo forzada a comprometer la integridad de su misión. Las participantes insistieron a las oficiales que no permitieran que el trabajo con la CDF absorbiera el tiempo, la energía y los recursos de la conferencia, ni dejaran que les distrajera de la labor que su misión requiere.

Su expectativa es que un diálogo honesto y abierto lleve, no solo a una comprensión creciente entre el liderazgo eclesial y las religiosas de EEUU, sino que también cree más posibilidades para que las personas laicas, particularmente las mujeres, ejerzan su voz en la Iglesia.

La asamblea articuló su creencia de que la vida religiosa, de la manera que es vivida por las mujeres religiosas que constituyen LCWR, es una expresión auténtica de este estilo de vida que no puede ser puesta en peligro. La teología, eclesiología y espiritualidad del Concilio Vaticano II son el fundamento de esta forma de vida religiosa y en tanto las personas que la viven estén siempre abiertas a la conversión, esta forma de vida no puede ser descartada.

En su discurso a la asamblea, la presidenta saliente de LCWR, la Hermana Pat Farrell, OSF, sugirió seis herramientas para navegar por los cambios que ocurren en el mundo y en la iglesia. Estas herramientas incluyen la contemplación, el uso de la voz profética, la solidaridad con las personas marginadas, la comunidad, las respuestas no violentas, y la capacidad para vivir en esperanza gozosa.

La Hna. Farrell puso la comparación del grano de mostaza para hablar del momento actual de la LCWR. La semilla, dijo "es incontenible y crece en cualquier lugar, sin permiso". Así crece el Espíritu de Dios: "Podemos vivir en una alegre esperanza, pues no hay herbicida político ni eclesiástico capaz de sofocar la novedad del espíritu de Dios".

Finalizó su discurso con la conocida frase: "Podrán aplastar algunas flores, pero no podrán detener la primavera".

Los miembros aprobaron una resolución pidiendo al Congreso que apruebe el Dream Act y una reforma migratoria integral que incluya la reunificación de las familias y un camino a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados que viven en los Estados Unidos. Además, la resolución se opone a la aprobación de leyes estatales restrictivas que crean un clima de temor en las comunidades de inmigrantes y pide su revocación.

Se aprobó una segunda resolución que compromete a sus miembros a trabajar por la abolición de la trata de personas, nombrándola como una forma de esclavitud moderna. "Trato de personas: Personas robadas, Esperanza Robada" fue una presentación de panel desarrollada por los miembros de LCWR de la Región 10, que ofreció a las participantes la oportunidad de aprender más sobre el tráfico humano y quienes trabajan para abolir el trato de personas y sanar las heridas que causa.

También durante la asamblea, Barbara Marx Hubbard, una futurista y autora, habló sobre evolución concientizada (consciousness evolution) donde hizo notar que la crisis que la humanidad está enfrentando en una escala global requiere del ejercicio de un nivel más alto de compromiso ético compartido y de la sinergia social para lograr cambios positivos. Las crisis permiten llevar al mundo a ser una humanidad más co-creativa y co-evolutiva, y las personas se pueden hacer más conscientes de su potencial para sanar y ayudar a evolucionar al mundo en nuevos caminos, nuevas formas y relaciones en constante expansión.

Thomas C. Fox, Sister Jennifer Gordon, SCL y Jamie Manson sirvieron como panelistas, ofreciendo a la asamblea ideas sobre cómo pudiera evolucionar la vida religiosa mientras avanza hacia el futuro.

Al término de la asamblea, la hermana Florence Deacon de las Hermanas de San Francisco de Asís, en Wisconsin, asumió el cargo de presidenta de LCWR para el 2012-2013.

LCWR cuenta con cerca de 1500 miembros que son líderes elegidas de sus órdenes religiosas, lo que representa aproximadamente 57.000 religiosas católicas. La conferencia promueve la colaboración dentro de la iglesia y la sociedad y sirve como una voz para el cambio sistémico.

Read 4331 times
Login to post comments