Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

ISAÍAS 11, 01-10 / ROMANOS 15, 04-09

Written by
Rate this item
(5 votes)

Domingo 2º de Adviento


ISAÍAS 11, 01-10

En aquel día:

Brotará un renuevo del tronco de Jesé, un vástago florecerá de su raíz. Sobre él se posará el espíritu del Señor, espíritu de ciencia y de discernimiento, espíritu de consejo y valor, espíritu de piedad y de temor de Dios.

Le inspirará el temor del Señor. No juzgará por apariencias, ni sentenciará de oídas; defenderá con justicia al desamparado, con equidad dará sentencia al pobre.

Herirá al violento con el látigo de su boca, con el soplo de sus labios matará al impío. Será la justicia el ceñidor de sus lomos; la fidelidad, el ceñidor de su cintura.

Habitará el lobo con el cordero, la pantera se tumbará con el cabrito, el cordero y el león pacerán juntos; un muchacho pequeño los pastorea. La vaca pastará con el oso, sus crías se tumbarán juntas; el león comerá paja con el buey. El niño jugará con la hura del áspid, la criatura meterá la mano en el escondrijo de la serpiente.

No habrá daño ni estrago por todo mi Monte Santo porque está lleno el país de la ciencia del Señor, como las aguas colman el mar. Aquel día la raíz de Jesé se erguirá como enseña de los pueblos, la buscarán los gentiles y será gloriosa su morada.

El profeta Isaías pronuncia este oráculo como advertencia al rey de Judá, explicando cómo ha de ser el Rey. El Rey es para el pueblo de Israel (en este caso se trata del reino de Judá, el reino del Sur) mucho más que un jefe político. Está por encima de los sacerdotes, es el conductor del pueblo, una especial presencia del Señor. De su fidelidad al Señor depende la prosperidad del pueblo y el mantenimiento de la promesa. Pero el rey, Ajaz, se ha apartado del Señor, es idólatra, se ha sometido a los dioses asirios...

Isaías lanza un oráculo soñando con el verdadero Rey... y trasciende el tiempo para hablar del definitivo rey, el nuevo David, el nuevo Moisés, que cumplirá enteramente la Promesa. Jesé es el padre de David. El texto dice, por tanto, que surgirá en Israel "un nuevo David", un nuevo rey y profeta, es decir, "el mesías".

Es un texto "mesiánico", que anuncia al mesías. Pero ¡qué mesías! No es un rey sin más, no habla de poder político ni militar. Lleno del espíritu de Dios, que es sabiduría, fortaleza, justicia, respeto a los débiles.

Nosotros encontramos aquí un anuncio de Jesús. Jesús es así: lleno del espíritu de Dios, lleno de sabiduría y fuerza y respeto por los débiles. Es también un anuncio de la humanidad: eso es el ser humano. No es riqueza, poder, dominio del fuerte, codicia, placer inmediato... sino ley de Dios, que es sabiduría. Y eso es Jesús. Ley viva, Sabiduría viva, Palabra viva, espíritu de Dios visible en un ser humano.

Así podrá hacerse una humanidad nueva, en la que reine la paz: a esto se refieren las últimas imágenes del texto, tan expresivas, tan poéticas.

Maravilloso Isaías. Siglos antes de Jesús adivinó ya el camino verdadero. Rodeado de personas que creían que Dios servía para que Israel fuera poderoso, sabía ya que Dios sirve para que todos los humanos tengan ese Espíritu. Sí, el Espíritu del Señor soplaba en aquellos Profetas.

 

ROMANOS 15, 04-09

Hermanos. Todas las antiguas Escrituras se escribieron para enseñanza nuestra, de modo que entre nuestra paciencia y el consuelo que dan las Escrituras mantengamos la esperanza.

Que Dios, fuente de toda paciencia y consuelo, os conceda estar de acuerdo entre vosotros, como es propio de cristianos, para que, unánimes, a una voz, alabéis al Dios y Padre de Nuestro Señor Jesucristo.

En una palabra, acogeos mutuamente como Cristo os acogió para gloria de Dios. Quiero decir con esto que Cristo se hizo servidor de los judíos para probar la fidelidad de Dios, cumpliendo las promesas hechas a los patriarcas, y, por otra parte, acoge a los gentiles para que alaben a Dios por su misericordia.

Así dice la escritura: Te alabaré en medio de los gentiles y cantaré tu nombre.

Pablo entiende muy bien quién es Jesús, y lo que significa para los de su tiempo. Con la llegada de Jesús, el viejo vaso de Israel se desborda. Ya no cabe en él el Espíritu de Dios. Israel ve, atónito, que el Dios de Israel no es propiedad de Israel. Israel ha sido sólo - y a veces muy mal - su mensajero.

En esta carta, Pablo se dirige a los cristianos de Roma, comunidad nacida de la colonia judía residente en Roma, a la que se van incorporando gentiles, es decir, paganos.

Y hace un anuncio revolucionario. La Biblia no se escribió para los judíos, sino para todos los hombres. La Palabra de Dios no está encadenada al pueblo de Israel: es para la salvación del mundo. Es el primer sentimiento que nace de Jesús: aceptaos unos a otros como Dios acepta a todos.

 

José Enrique Galarreta, S.J.

Read 6900 times
Login to post comments