Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

AGUA

Written by
Rate this item
(9 votes)

Es angustiosa la situación: una sequía que atañe a Zonas de África donde lleva ya tres años sin llover nada. Nos toca de cerca y en nuestra Europa escaseamos de agua. Nuestras tierras, nuestros ríos, nuestros manantiales viven la sed. Y la perspectiva de futuro no es nada halagüeña. Se ve que el cambio climático ha trastornado el equilibrio del clima.

En otros momentos de la historia, hacíamos rogativas, con procesiones, sacando la imagen de los santos... rezando las letanías… Pero eran épocas de mayor abundancia de agua y de religiosidad.

Hoy algún obispo ha pedido que se rece para que llueva. Pero la fe de los cristianos ha caído y ya no se confía en la religiosidad. Es momento de plantearnos la confianza en Dios y pensar cómo actuar desde una fe madura, serena, adulta. Es preciso reflexionar y darnos cuenta de que esta sequía es fruto de un cambio climático, que a su vez hemos producido desde un maltrato y un perjuicio a la naturaleza. Es preciso empezar por reconocer esta nuestra responsabilidad y plantear muy en serio la alternativa para el futuro.

Somos creyentes y como tales nos planteamos cómo actuar. Primero una confianza ciega y firme en Dios y confiar en Él con todo nuestro ser. Y poner los medios que podamos: desde ya racionalizar el agua, limitar todo lo posible su gasto. Y por supuesto, que la escasez no es solamente en nuestro pueblo o en nuestra zona, sino recordemos las zonas del mundo que llevan muchos años en sequía.

Hay que plantearlo urgentemente ya: un nuevo trato a la naturaleza, limitar el gasto, de agua y aprender a compartir.

Y como creyentes en nuestro Padre Dios, confiar, fiarnos, ponernos en sus manos. Y como Él ya conoce nuestra situación y la de todo el mundo, fiarnos de su protección.

Valentía, serenidad, fortaleza, coraje para vivir la realidad y fiarnos del proceso de la naturaleza. Pero programando el futuro.

Yo no busco la Intervención de los santos. El Padre sabe, conoce y nos acompaña. No podemos estar a esperar que Él con nuestros rezos nos alivie. Él conoce y está con nosotros. De corazón, en Él confiamos.

 

Gerardo Villar

Read 298 times
Login to post comments