Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

PARTICIPANDO EN EL SÍNODO DE LA SINODALIDAD

Written by
Rate this item
(18 votes)

ESCUCHAR

¿Cómo es escuchado el laicado, en particular, las mujeres y la juventud?

A las mujeres, se les escucha poco, y se les margina dentro de la Iglesia impidiéndoles el acceso a ciertos ministerios.

“Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, macho y hembra los creó”.

Jesús se acompañaba tanto de hombres como de mujeres.

Pablo, en circunstancias muy diferentes a las actuales, menciona a muchas mujeres en sus cartas. En Ga 3, 28: “Ya no hay hombre ni mujer, esclavo ni libre,… todos sois uno, en Cristo Jesús”.

A los jóvenes. No se les dedica tiempo, quizá porque no haya sacerdotes jóvenes con esa vocación.

Los signos de los sacramentos ya no tienen mucho significado ni para ellos ni para nosotros, se han quedado anticuados, muchas veces nos los tienen que explicar y aún así… 

La liturgia es un tanto lúgubre; de Celebración y de festiva tiene muy poco. Así Jesús ha dejado de ser atractivo, Buena Noticia y pretendemos que la gente, los jóvenes le sigan como por Galilea.

¿Qué espacio tiene la voz de las minorías, de los migrantes,…?

Suponemos que poca. Pedimos en las eucaristías por ellos y parece que con eso nos conformamos.

 

TOMAR LA PALABRA

¿Cómo promovemos dentro de la comunidad un estilo de comunicación libre y auténtica?

Esta pegunta debiera ser para el clero que es quien organiza las reuniones, las celebraciones, las homilías…

Una comunicación libre y auténtica, solo se da entre iguales; el clero, obispo y sacerdotes, están a otro nivel, son los que mandan y los demás obedecemos, al menos, en temas de importancia. Durante la pandemia era el obispo el que determinaba: los aforos, la obligatoriedad o no de “oír misa”  (con el consecuente “pecado mortal”), la posibilidad de comulgar en la boca…

SAINT MERRY. En Les Halles de Beaubourg, antiguo Mercado de Abastos de París, hay una joya: Saint Merry, una bella iglesia gótica del s. XVI, que ha sido llamada “pequeña Notre-Dame”.

(Era una iglesia abierta, sin fronteras dentro/fuera, sagrado/profano, creyente/no-creyente, una iglesia donde no cuentan la ortodoxia doctrinal, ni la orientación sexual. Un espacio de encuentro de cristianos, pero igualmente de toda clase de gente. Y los domingos, después de la misa parroquial, se reunían entre 200 y 300 personas para otra forma de misa, de celebración –esmeradamente preparada por voluntarios– de la memoria de Jesús, compartiendo palabra, pan y vino –la vida– alrededor de una larga mesa, donde el sacerdote participaba, pero no era el centro.)

El arzobispo de París, el gran François Marty, padre conciliar del Vaticano II, lo abrió en 1975. El 1 de marzo de 2021, 46 años después, otro arzobispo de París, Monseñor Aupetit, de vuelta de aquel espíritu de renovación eclesial, la acaba de cerrar por fulminante decreto.

Como los feligreses de Saint Merry, Jesús tampoco parecía muy cumplidor de las “normas” y como también resultaba incómodo, las autoridades políticas y religiosas, se lo quitaron de en medio, lo mataron. ¿Dónde está la comunicación libre y auténtica o, más bien, se trata de una imposición?

 

CELEBRAR

“Caminar juntos” solo es posible en base a una escucha comunitaria de la Palabra y la celebración de la Eucaristía.

¿En qué se nota que es la Palabra la que inspira las decisiones en los espacios de corresp…?

Generalmente, es la “palabra” del clero la que inspira la toma de decisiones y “caminar juntos” es posible en base a una escucha sumisa de los laicos. ¿Clericalismo?

¿Cómo promovemos la participación activa de toda la comunidad en la liturgia?

Tendríamos que dedicar más tiempo a la preparación de las celebraciones para vivirlas como algo nuestro, no que nos venga todo dado, con signos y ritos, repetitivos, rígidos que no nos digan mucho y con cuyo significado… La Cena que Jesús tanto ansiaba celebrar con sus amigos, la iglesia la ha convertido en el “santo sacrificio de la misa” y su liturgia, es prácticamente inamovible.

Es urgente una renovación de la liturgia principalmente la de la Eucaristía

La Celebración de la Eucaristía. Pensamos que tampoco es lo mismo para todos, ni nos inspira lo mismo. Sería necesaria una profunda revisión.

La liturgia nos lleva a PEDIR PERDÓN POR NUESTROS PECADOS, de forma insistente, durante la mayor parte de la celebración.

Nada más empezar, después del saludo del sacerdote, y “para celebrar dignamente estos sagrados misterios” (Jesús comía con pecadores, “indignos comensales” y a lo de participar en la mesa con Él, se le llama un misterio), reconozcamos nuestros pecados. Seguido, rezamos el Yo pecador y, con golpes de pecho, decimos por tres veces: (Por mi culpa, por mi  …); en la oración posterior: Dios Padre Todopoderoso perdone nuestros pecados; en los Kiries volvemos a pedir, por tres veces, (Señor ten piedad,…); en el Gloria otras tres veces (…Dios que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros…); en la consagración del vino (…sangre que será derramada para el perdón de los pecados), en el Padre nuestro pedimos: (perdona nuestras ofensas…); en la Paz (… no tengas en cuenta nuestros pecados …) y antes de la comunión, otras tres veces: Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros…

Poco se parece a la Cena de Jesús con sus amigos o a la que celebraban las primeras comunidades. ¿Y así pretendemos que la “Eucaristía”, o la” Fracción del Pan”, o la “Cena del Señor” sea una celebración, que sea “buena noticia” que atraiga a la gente como Jesús atraía?

Además, y a pesar de tanto pedir perdón, parece que Dios no nos perdona así como así, que no es suficiente y tenemos que ir a confesarnos para que se nos perdonen los pecados y luego tendremos que cumplir la penitencia y, por si acaso, tendremos que ganar alguna indulgencia … para que Dios nos acabe de perdonar. ¡¡Ya le cuesta perdonarnos!!

En el CREDO se prescinde totalmente del Jesús humano, del Jesús de los evangelios (nació de madre virgen y murió). Parece que solo interesa el Cristo glorificado.  ¿Y el Jesús humano?

Es mucho decir que la Iglesia sea solo UNA, que todas los demás estén equivocadas y tengan que convertirse a la nuestra.  El Jesuita Paul Beré, nos decía en el discurso inaugural del Sínodo, que las 7 Iglesias estaban representadas allí. Lo de SANTA…

El BAUTISMO para el perdón de los pecados, fue un invento de Juan Bautista. ¿No sería suficiente, sin necesidad de tanto perdón por los pecados y más cuando se bautiza a niños pequeños, que el bautismo fuera para reconocernos “Hijos de ese Dios-Abbá que es todo Amor”.

Rm. 5,12: “Por un hombre, Adán, entró el pecado en el mundo y por el pecado la muerte; así también por la gracia de un hombre, Jesucristo, todos serán constituidos justos”. ¡Qué decir de Adán y Eva, del pecado original y de la coletilla: “es palabra de Dios”!

En las PRECES O PETICIONES, le pedimos a Dios para que nos haga caso; por ejemplo: Por los políticos impresentables a los que hemos elegido nosotros, que Dios lo arregle para que dicten leyes justas... En mayo se convocó a la Iglesia a rezar en los santuarios marianos del mundo, por la pandemia. ¿Y…? Se pide por los viajes, por la salud, por… ¿y…?). En el Padre nuestro decimos: “… hágase tu voluntad aquí…”. Jesús rezaba: “Padre, no se haga mi voluntad sino la tuya”. ¿En qué quedamos, en que se haga mi voluntad, lo que yo pido y quiero, o la voluntad de Dios?

En las OFRENDAS nos dirá el sacerdote: “Orad hermanos para que este sacrificio…” En tiempos de Jesús en el que estaban acostumbrados a ofrecer a Dios sacrificios... En pleno siglo 21 esta expresión ya no tiene sentido, ni siquiera sacrificios incruentos como se dice del altar

En la CONSAGRACIÓN ya hay diferencia de opiniones sobre si la Sangre será derramada por muchos o por todos. Más preocupante es que se vaya a derramar “para el perdón de los pecados (¡qué obsesión por los pecados!)”. ¿Es que Dios quiere que su hijo muera para perdonarnos los pecados?

“CUANTAS VECES HAGÁIS ESTO, HACEDLO EN MEMORIA MÍA” ¿Se parece mucho lo que hizo Jesús a lo que hacemos y/o celebramos nosotros en la Eucaristía = Acción de Gracias? ¿Dónde queda su principal mensaje?: Partíos y repartíos, como él hizo con su vida, hasta el final y como nos dice S. Juan: “Haciendo los trabajos más humildes, el de los esclavos”

A menudo, invocamos LA INTERCESIÓN DE LOS SANTOS, “enchufes o influencias” para conseguir nuestros deseos, de otro modo, sin su intercesión, parece que Dios no nos lo concede, que no somos suficientemente importante para Él o que es un poco tacaño.

Después de las lecturas, ¿no es hora de quitar la coletilla, ES PALABRA DE DIOS?

Durante la pandemia se ha visto CELEBRACIONES en TV, muy identificadas con tendencias políticas, con la bandera nacional en el altar principal, tocando el himno nacional en la consagración, con un servilismo humillante ante el presidente de la celebración, sobre todo, cuando la presidía un obispo o cardenal, lugares de honor para… Nada más lejos de una comunidad en la que se presuma de igualdad y de una comunicación libre y auténtica. Más bien sumisa, interesada y politizada.

¿No es hora de que la Iglesia cambie para poder caminar juntos y de mutuo acuerdo?

 

CORRESPONSABLES EN LA MISIÓN

¿En qué se concreta el acompañamiento de la comunidad a las personas enviadas a un determinado servicio?

En el mejor de los casos, a algún taller a principio de curso o del Plan Diocesano,  charlas prematrimoniales, prebautismales, etc. Más que acompañamiento, son acciones puntuales.

Cómo acompaña la comunidad a vivir los compromisos seculares (familia, profesión,…)

No es fácil acompañar desde el púlpito y/o los conventos, eso es darles consejos o enseñarles algo teórico, no de acompañar en la vida.

 “La mies es abundante y los operarios pocos” Pidamos al Padre y a las diócesis, que manden operarios a su mies. Sacerdotes y religiosos/as, no necesariamente célibes, incrustados en la sociedad; con una formación actualizada y sin un lavado de cerebro teológico e ideológico.

RECUPERANDO a los sacerdotes casados, marginados por… saltarse las normas, como Jesús.

Enviando laicos/laicas con suficiente formación y capaces de acompañar a cualquier necesitado, en igualdad de condiciones que los ordenados.

 

DIALOGAR EN LA IGLESIA Y EN LA SOCIEDAD

¿Cómo afrontamos en nuestra iglesia las distintas visiones?

Como en una sociedad jerarquizada. En otras ocasiones, con evasivas o silencios ante situaciones “delicadas”.

A veces, se intuye la “obediencia” a que también, algunos ordenados están sujetos.

En otras, con resignación por parte de muchos laicos, que nos toca obedecer y/o resignarnos.

 

AUTORIDAD Y PARTICIPACIÓN

Como resumen. La mayor parte de los componentes de la iglesia, los laicos, parecemos una “borregada” guiada o dirigida por unos “pastores que no siempre huelen a oveja”.

 

DISCERNIR Y DECIDIR

¿Cómo promovemos la participación en las decisiones, en nuestra comunidad?

LA DEMOCRATIZACIÓN EN LA IGLESIA, es una tarea pendiente de realizar.

Derecho Romano: “LO QUE AFECTA A TODOS, POR TODOS DEBE SER DECIDIDO Y ACEPTADO”

Supongo que esto es teoría, que la iglesia es la que decide, manda e interpreta. Parece que solo ella está asistida por el Espíritu Santo, solo ella está en posesión de la verdad, solo ella tiene la capacidad de perdonar, solo dentro de ella hay salvación, solo ella es la medianera de…

¿Con qué instrumentos promovemos la transparencia y la responsabilidad?

La Conferencia Episcopal no convoca ruedas de prensa; desde el obispado se informa a los párrocos de..., etc. etc. Lo que se “cuece” a estos niveles, parece, casi, secreto.

La transparencia de lo tratado, de los acuerdos y de las diferencias, de la evaluación y del seguimiento, debiera mostrarse a todo el mundo, de informar a todos, sin necesidad de tener que ir a buscar si hay algo nuevo.

Tendrían que establecerse cauces adecuados de comunicación, accesibles a todos.

 

PROPUESTAS PARA EL SÍNODO

1.- Apoyo incondicional al Papa

2.- El cuidado de la Madre-Tierra, cada vez, parece más apremiante. ¿Dónde está nuestro compromiso ecológico?

3.- Considerar la sexualidad como un “regalo de Dios”

 

ERRORES A SOLUCIONAR

4.- Las inmatriculaciones. Deseamos una “Iglesia pobre, de los pobres, para los pobres”. Como la que Jesús exhortaba a sus discípulos. Sin afán de riquezas, de acaparar.

5.- Todo tipo de abuso de PODER de la Iglesia y la impunidad de los mismos. De entre ellos destacamos los abusos sexuales, principalmente la pederastia, por su máxima gravedad.

 

SIN OLVIDAR QUE LAS NORMAS O PRECEPTOS, DEBEN ESTAR AL SERVICIO DE LAS PERSONAS

 

Read 1105 times
Login to post comments