Print this page

AÑO NUEVO: BBV-A

Written by
Rate this item
(7 votes)

Un año más según nuestro calendario gregoriano: 2022. Según el juliano es el año 6735. El calendario hebreo, 5782. El islámico en 1443. El chino, 4720. El budista, 2588. El amazig, 2972. El maya, 5138. Por tanto, todo bien convencional, relativo y según la visión cósmica de cada cultura. Y son celebrados de forma distinta. Y entramos en un mundo muy plural. Es la situación nueva: la gran aldea o el gran pueblo: ¿Qué relación? Esto debería comportar un gran mayor respecto a la diversidad. Éste es el gran cuodlibeto actual. Ciertamente complejo y complicado, dificultoso de resolver.

La solución sólo está en manos de los seres humanos. Pero existe la gran lucha por mantener cuota de poder. ¿Quién puede más? Una visión geoestratégica mundial nos lo muestra: Hay los grandes imperios (EEUU, UE, China, Japón y otros emergentes) que quieren ponerse como “salvadores/redentores del mundo”, en términos religiosos. O en terminología actual: ¿quién gobierna, manda y dirige esta aldea? Tenemos una clara y plena conciencia de que ha habido un golpe de estado totalitario en esta aldea por parte del ámbito financiero. No hace falta hacer demasiadas especulaciones porque esto se nota en el día a día de un gran sector de la Humanidad: Precariedad, pobreza y la nueva esclavitud establecida en los salarios. Y también existe otro sector, muy minoritario, que tiene riqueza, trabajo y una nueva forma de vivir lo cotidiano a través del mundo de la tecnología. Un fuerte control con las nuevas tecnologías.

Esto nos lleva a tener una VISIÓN GLOBAL, pero con ACCIÓN GLOCAL. Y en esa acción glocal va el título, que es un acrónimo: Bien o Bondad, Belleza o Amor, Verdad o Coraje, elementos humanos y de la profundidad de todo Ser Humano. Esto debe poder llevar a una AXIOLOGÍA o escala de valores. Entiendo por valor lo que responde a los distintos niveles de la existencia y experiencia humanas. No es sólo un concepto, que lo es, porque si no tiene una acción es pura imaginación. La raíz latina de valor significa "ser fuerte" y también la calidad de algo. Los valores existen como los contravalores o antivalores. Todos, tanto unos como otros, configuran la base energética de nuestra corporeidad: cabeza-corazón-cuerpo, envueltos de una gran red neuronal. La vida no se agota en esa corporeidad neuronal sino que es mucho más. Gracias a la dinámica del Ego, que es la sola luz que tenemos, vamos tomando conciencia de sus distintos niveles. Mientras no se llega a una autoconciencia, vivimos de imitar, repetir, obedecer. Etapa o etapas por las que hay que pasar, pero es necesario trascenderlas. Y así poder apreciar o disfrutar de nuestro propio criterio que es más que la razón instrumental-técnica-científica: es la visión total u holística humana. Estamos interconectados, somos red relacional y social. La corporeidad es una manifestación temporal y espacial, contingente, que es necesaria para tener conciencia sin desdeñarla ni menospreciarla, pero no es un valor absoluto.

Por eso la base de la nueva escala de valores debería ser el respeto hacia el otro basándose en la limitación de nuestro egoísmo: el Bien común con una relación de Belleza traída con Valentía. Todo un proceso de madurez. Aquí entra plenamente la sabiduría de los grandes maestros que la Humanidad no sólo ha dado sino que también da en la actualidad. La gran pregunta sería ¿porqué el narcisismo en terminología de psicología dinámica o soberbia en terminología religiosa u orgullo en terminología filosófica o en tantos otros términos, como la hybris, nos cuesta tanto superarlo o sencillamente gestionarlo? De ahí la fuerza del valor: ¿Cuál es lo básico para la nueva convivencia? Porque este primer peldaño debe sustentar o soportar toda la escalera.

Las mitologías han sido las encargadas de dar explicaciones a lo largo de siglos, y todavía hoy en día, pero desde hace más de tres siglos- al entrar en la época moderna-, las ciencias han ido dando nuevas respuestas. Y como ejemplo, el muy conocido de que el relámpago y el trueno no son reacciones de los dioses sino un fenómeno natural.

Y ahora, que sabemos más, hemos entrado en una nueva etapa, que la llaman, la posmodernidad donde la ciencia tecnológica nos ha situado que hay una sola realidad, un solo mundo. Todo es evolución. ¿Vamos mejor o peor? Mientras la ciencia y la tecnología no estén en función de la Humanidad no habrá mejora. Y, desgraciadamente, ese es el camino emprendido: Los diferentes poderes ponen a la humanidad, la mayoría, en función de la técnica. Los programas algorítmicos son programas realizados por los hombres para interés de pocos: LA CIMA DE LA LOCURA. Unos poquitos que probablemente creen que están creando el nuevo mundo.

Un año nuevo, muy relativo, pero sí una nueva ocasión para encaminar a mejorar la marcha de la Humanidad teniendo en cuenta el valor básico: EL RESPETO AL OTRO mirado con bondad, belleza y valentía y, si se quiere, con Amorosidad.

Todo puede parecer “música celestial”, pero una máquina funciona si se cuida. Y esto comienza con los sabios y maestros junto con las ciencias humanas para un buen trabajo del ego: SER CONSCIENTE DE SÍ MISMO. Es el famoso SAPERE AUDE de Horario (65 Ac-8 dC). ¿Interesa esto a los que han dado el golpe de estado mundial?

 

Jaume PATUEL PUIG (1935)

Pedapsicogogo

Read 870 times
Login to post comments