Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

LA SEMILLA DEL REINO

Written by
Rate this item
(5 votes)

Acción de gracias

Señor, confesamos que Tú eres el único Dios
al que bendecimos desde todas las religiones del universo.

Por eso, uniéndonos a todos los creyentes del mundo,
te dirigimos esta plegaria para darte gracias, Padre santo,
por indicarnos el camino del amor universal,
el que debemos seguir para identificarnos contigo.

Vemos satisfechos que tu semilla, la que sembró Jesús,
fructifica en el ancho mundo,
no solo en el huerto de nuestra Iglesia.

Ensánchanos el corazón y la mente.
Tu amor total no conoce privilegios de raza ni de religión.
Para Ti todos somos iguales, igualmente queridos.

Gracias, Padre, queremos sentirnos hijos tuyos,
sintiéndonos hermanos de todos,
en especial, de los más necesitados
los desheredados de la tierra.

Orgullosos de ser una pequeña parte de tu gran familia,
todos los seres humanos y toda la creación,
te cantamos agradecidos este himno de alabanza.

 

Memorial de la Cena del Señor

Santo y bueno eres, Padre Dios,
y a tu imagen y semejanza vivió Jesús,
santo y bueno, haciendo el bien,
sembrando en esta árida tierra la semilla de tu amor.

Nos vino a liberar de toda religión reglamentista.
Hemos de ser receptivos al mensaje revolucionario de Jesús:

Por él sabemos que no te interesan
las formalidades ni los rezos superficiales,
que lo único que mancha al ser humano
es actuar con mala conciencia,
que nos quieres libres y auténticos,
pero, eso sí, comprometidos con el Reino.

Esa es ya nuestra vocación: llevar a cabo la gran tarea
de hacer felices a los infelices.
Gracias, Padre, por el testimonio de Jesús,
patrimonio de la humanidad.
Sentimos mucho que le costara la vida.

 

Invocación al Espíritu de Dios

Gracias, Padre Dios,
por el ejemplo inigualable de Jesús de Nazaret.

Él nos hizo saber que no eres Dios
que te guste morar en grandes templos y catedrales,
sino que quieres ser venerado en espíritu y en verdad,
que prefieres la oración íntima y personal
al culto más solemne.

Queremos agradecerte también
que hayas movido el corazón de tantas personas buenas:
misioneros, cooperantes, profesen o no cualquier religión,
que viven junto a los que más sufren
y les consuelan y ayudan.

Que su ejemplo, como el de Jesús,
nos haga ser más solidarios, volcarnos en los demás.
Esa es la mejor semilla que podemos sembrar
para que crezca fuerte y espléndido el fruto de tu Reino.

Por tu hijo Jesús, que nos ha convocado y nos acompaña,
te bendecimos ahora, Padre santo,
proclamando la hermandad que debe unirnos
a todos los seres humanos.
AMÉN.

 

Read 250 times
Login to post comments