Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

UNA OPORTUNIDAD DE SINODALIDAD

Written by
Rate this item
(10 votes)

Llevamos seis meses sin obispo en nuestra diócesis. Y estamos esperando… Se me ocurre pensar que puede ser un comienzo para realizar eso que con tanta ilusión nos ofrece el Papa: Una iglesia sinodal.

Actualmente creo que se hace así el nombramiento: La conferencia episcopal y el nuncio piensan en unos sacerdotes. Hacen consulta a algunos curas de la diócesis y luego lo comunican al gobierno. Finalmente se lo presentan al papa y Él destina a tal persona para esa diócesis.

Se me ocurre que es una oportunidad preciosa para hacer del nombramiento un proceso evangelizador y de ciudadanía cristiana. Algo muy sencillo. Podríamos empezar por el pueblo de Dios que vivimos en esta diócesis. Conociendo su realidad, su situación y sus características, dialogar entre todos los miembros de la comunidad diocesana por las cualidades que creemos que ha de tener el obispo. Dialogarlo. E ir pensando en personas concretas que presenten esas condiciones, en nuestra diocesis o fuera de ella. Dialogar y orar en todo el proceso. Y una vez pensado comunicarlo a la conferencia episcopal. En diálogo, encontrar entre los sugeridos, esa persona que sea más conveniente para este momento o de la diócesis. Finalmente presentarlo en comunión al papa. Y Él lo designa.

Todo un proceso de formación, de vivencia de colegialidad, de Sinodalidad.

Me parece que ahora se hace alguna consulta por parte del nuncio, pero no deja de ser algo desde arriba y con matiz más bien de poder… Lo importante es que toda la comunidad diocesana nos sintamos implicados en esta acción del Espíritu y vayamos construyendo iglesia diocesana. Que hasta las personas de los pueblos más pequeños participen en ese camino.

Hace falta que veamos al obispo como miembro de la comunidad, que todos los cristianos nos sintamos una familia con distintas misiones. Veo así un paso serio en la Sinodalidad.

En todo este proceso, los cristianos de la comunidad nos pondríamos en movimiento y descubriríamos los quehaceres y las misiones concretas a plantear en nuestro ser y vivir como cristianos. Porque veríamos entre todos cuáles son las personas más apropiadas para realizar los distintos ministerios y animaciones en la diócesis.

Y por recalcar algo en este proyecto, insistiría en la participación de las mujeres en igualdad de condiciones. Lo mismo, diríamos de niños, ancianos…. Tal como es nuestra realidad diocesana.

Con la cantidad de diócesis en espera de obispo, ya o muy pronto, puede ser una oportunidad para ponernos la Iglesia en España en Sinodalidad.

 

Gerardo Villar

Read 722 times
Login to post comments