Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

DE AMOR POLÍTICO Y CUIDADOS EN TIEMPOS DE INCERTIDUMBRE

Written by
Rate this item
(10 votes)

Este es un libro oportuno para leer en este Adviento y Navidad, en pandemia. Nos ofrece pistas para salir de ésta mejores personas.  Va de encarnación, de Dios en/con nosotros, de fraternidad y acogida, de cuidados, amor y ternura, de fronteras y puentes levadizos, de compromisos y testimonio, y sobre todo, de esperanza. Es un libro necesario y provocador que nos despierta, activa y compromete. Está escrito desde las periferias existenciales de la humanidad descartada, por una mujer que habita en ellas. Ante el título del libro me pregunté ¿Cómo hablar de Dios desde las periferias y cómo hablar de Dios en las periferias?

Para mejor comprender un texto es bueno conocer al autor, saber desde dónde escribe, por qué escribe y para qué escribe. En el libro que presento, la autora nos lo facilita: Desde su formación social y teológica, en diálogos y encuentros con otras personas y en dialogo con la realidad y para abrir caminos a nuevos encuentros y actuaciones. Escribe como mujer cristiana, monja y feminista que es. Como creyente se identifica con figuras bíblicas como: la mujer sirio-fenicia, la samaritana, la hemorroisa, la mujer del perfume. Se reconoce con una identidad múltiple y heterodoxa, apasionada por Dios y su Reino. Un Dios “mutable” que ha ido desvelando su misterio encarnado a través de la evolución personal de la autora. Esta evolución de las imágenes de Dios ha guiado la transformación dada en su ser y estar en el mundo y en la Iglesia.

¿Desde dónde está escrito este libro?  Desde Lavapiés (Madrid), territorio multicultural donde Pepa vive con inmigrantes y refugiados de todo tipo, país y religión. Más de ochenta nacionalidades. Diversidad, marginación y resilencia es lo propio del barrio. Hogar de los “manteros” y mujeres del cuarto mundo entre otros grupos. Ahí vive Pepa en una comunidad religiosa intercongregacional. Y desde allí, volcán de vidas y lugar de amor, escribe y hace Teología. Mejor, Teo-praxis.

Es la suya una Teología para el siglo XXI. Desde la vida y para la vida (Teo-praxis). Según ésta, a Dios primero se le adora, luego se le practica y por fin se le reflexiona. Teología sin dualismos. Teología de la fe y del amor. Una Teología de la solidaridad. Las periferias desde donde se escribe el libro nos piden una mirada profunda, nueva, como las mira Dios.  La fe es inseparable de la justicia y tiene una dimensión política. Esto es una teología desde la vida y para la vida, al servicio de la humanización del ser humano. Siempre portadora de esperanza. A pesar de tanta oscuridad, injusticia y sufrimiento siempre hay una luz, un compromiso y una entrega. Por eso la Teología que hace Pepa es optimista. Siempre hay más bien que mal. Cree en la bondad humana y su creatividad. “La intolerabilidad de la injusticia lleva a descubrir posibilidades inéditas”.

Tengo la gracia de conocer a Pepa desde hace mucho tiempo. Soy testigo de la coherencia entre lo que dice y lo que hace. Por eso habla con autoridad. Yo escribo desde la admiración y el respeto que siento por ella.  Desde muy pronto de mi encuentro con ella, descubrí el paralelismo entre Etty Hillesum en los campos de concentración nazis con los judíos y Pepa en Lavapiés con los “manteros” y otros humanos tratados inhumanamente. Con pequeñas diferencias. Ambas son “bálsamo derramado sobre tantas heridas”. Ambas nos presentan una vida “conmocionada” por el sufrimiento de tantas víctimas. Ambas son “activista”. Místicas en acción y relación, con los ojos bien abiertos y echando una mano a Dios.

Índice del libro para facilitar una visión panorámica del contenido:

Prólogo por Mª Ángeles López Romero e Introducción: Declaración de razones, por qué escribe y para qué. Capítulo 1. Sostenida por un misterio de amor y relación. Quién soy y cómo he llegado aquí.

Capítulo 2. Periferias, fronteras y amor político. Quién son ellos y mi compromiso con ellos.

Capítulo 3. Otras comunidades cristianas y otra vida religiosa están siendo ya posibles. El cambio de mentalidades y actuaciones, además de necesario, es posible. Algunos ejemplos.

Capítulo 4: Mujeres e Iglesia. Una deuda pendiente. La guinda del pastel que no podía faltar en un tratado de Teología en y desde las periferias humanas y eclesiásticas.

A modo de epílogo: Referencia a María Magdalena, apóstol de los apóstoles, y a la memoria peligrosa y transgresora de tantas mujeres que han hecho vida la utopía del Evangelio.

Breve resumen y comentario personal del contenido del libro. Selecciono sólo algunas ideas-fuerza para despertar el interés y necesidad de la lectura insustituible. Temo ser excesivamente pobre y no hacer justicia a la obra comentada.

En el capítulo 1º Pepa nos cuenta la historia de su evolución espiritual. Historia que da razón y fundamento al resto de los capítulos del libro. En esta historia hay que destacar la evolución de las imágenes de Dios en la espiritualidad de Pepas: Del Dios ético al Dios de Jesús, compasivo y misericordioso. Dios de los pobres que nos pide echarle una mano en la liberación de nuestros hermanos. El Dios “irresistible” de los pobres. Y los pobres como lugar teológico en los que Dios se manifiesta.

El foco lo pone en Dios como salvador-liberador que pide nuestra colaboración, echarle una mano, ser sus parteras en la realización de su proyecto humanizador. Un Dios sin orillas ni fronteras que se revela en la diversidad y la experiencia intercultural, e interreligiosa. El Dios “inter”. Creo, dice Pepa, en la encarnación de Dios que se hace hermano mantero ilegal, vendedora de rosas por la calle, refugiada, empleada de hogar…Sabemos que Dios es así porque así nos lo ha manifestado Jesús de Nazaret. Jesús es la Palabra hecha carne, cuerpo, historia. Es uno de nosotros y es nuestro modelo de humanidad. En Él aprendemos lo que Dios quiere que seamos nosotros. Jesús como modelo de ser humano, cuerpo y sentidos. En el apartado “Sentir y Con-sentir al modo de Jesús” desarrollo Pepa cómo imitar a Jesús con los cinco sentidos: Ver y escuchar, tocar y gustar como Jesús. Muy interesante es el punto, la Cena del Señor “Jesús se hace barra de pan”.  Pan de Vida y para la vida. Vida entregada gratuita y libremente. Compromiso para sus seguidores: Haced lo mismo. Hacedlo en memoria mía. Hacerlo al estilo de Jesús. Su significado y exigencia. Carácter memorial, de testamento de sus gestos.

Capítulo 2.- Periferias, fronteras y amor político. Nueva comprensión de las periferias. A partir de la poesía de Eduardo Galeano:  Los “nadies”.  Que no son, que no hablan, que no son seres humanos, que no tienen nombre, que no…, que no.., Pepa cree que el sistema los ve como amenaza y por eso que hay que controlar, reprimir y condenar a la invisibilidad. Pero en este libro las periferias son lugares teológicos donde Dios se revela y rebela: “las periferias son lugar de encarnación, tierra sagrada, donde su Palabra se revela de forma privilegiada”  

Estas periferias y fronteras son la materia prima a reconocer y dignificar. Son las protagonistas en este trabajo de reflexión y compromiso que el texto desarrolla con conocimiento existencial y esperanza de transformación. Otro mundo es posible. La autora habla de la necesidad de aprender a mirar para detectar, en las periferias, la encarnación del Hijo. Mirar de otro modo, no hacia abajo sino hacia arriba desde abajo y no desde fuera sino desde adentro. En suma, nos pide convertir e invertir nuestra mirada a las periferias. Ver lo invisibilizado. Y ver como ve Dios en lo oscuro. Ver las carencias y las posibilidades, su creatividad y generosidad. Ver y actuar. Dios nos revela un futuro alternativo de justicia e inclusión que reclama y exige nuestra implicación y compromiso personal y comunitario con ellas. Y nos convoca a revisar en qué Dios creemos y a qué Dios practicamos. Y nos pide cuentas ¿Dónde está tu hermano?

Termina el capítulo con un artículo sobre “De amor político y cuidados en tiempos de incertidumbre”. Es el subtítulo del libro. Por tanto debe tratar ideas muy importantes: la dimensión política de la fe y el bien común. Es una concreción del principio Misericordia en acción y relación. Con un caso práctico de Misericordia y Acogida: El buen samaritano, icono de la misericordia de Dios y de la nuestra.

El tercer capítulo:  Otras comunidades cristianas y otra vida religiosa están siendo posibles. Con artículos: 1) Cristianos y cristianas sin Iglesia. Propuestas para un reencuentro 2) Acoger y anunciar al Dios de las periferias. Apuntes para una vida religiosa en “salida” 3) La vida religiosa apostólica: hacia una nueva sensibilidad y praxis.

Lo recogido hasta ahora podría considerarse, o podríamos caer en la tentación evasiva de decir que es una utopía. Unas bellas ideas y palabras. Pero Pepa no va de faroles ni de entelequias. Es optimista porque cree en la bondad humana pero siempre tiene los pies embarrados, pies a tierra.. Es realista y tiene los ojos y la mente siempre abiertos a lo posible. Cree más en las potencialidades que en las carencias por muy evidentes y visibles que sea. Por eso siempre presenta junto a las sombras las lumbreras que también se dan. El contenido de este capítulo tercero es una muestra. Son tres ejemplos de que la Utopía se está ya realizando, en parte. Nos habla de su posibilidad. Y nos va a decir cómo está sucediendo para estimular su emulación y abrir caminos comunitarios de renovación. Es un contenido provocador, necesario, esperanzado y comprometido. El contexto común de estas experiencias es los nuevos enfoques del papa Francisco con respecto al ser y estar de la Iglesia, en el mundo, en el siglo XXI. Desde un planteamiento crítico de estas situaciones de malestar, de caminos cortados, proponen la construcción de puentes levadizos. Descartan el “siempre se ha hecho así” Los resultados obtenidos piden cambio. Está demostrado, este sistema no sirve. Los vientos nuevos que el papa Francisco proponen sirven de acicate para la osadía. Hay que salir, hay que arriesgar. Hay que cambiar las mentes en puntos cruciales de nuestra cosmovisión cristiana. Por ejemplo: De la consideración del mundo como enemigo de Dios y del alma a la acogida y anuncio de Dios encarnado en él. Superar el divorcio Iglesia-Mundo. superar la ceguera de la Iglesia poco atenta a los signos de los tiempos, oyendo a las ciencias humanas y sociales, poniéndose al lado de las víctimas, siendo de verdad Iglesia pobre y de los pobres, haciendo visible el principio de que la Iglesia somos todos, saliendo del clericalismo y dando más protagonismo y responsabilidad a los laicos y mujeres. En suma, una Iglesia sinodal, una Iglesia sacramento de salvación, al servicio de la humanidad. Los tres artículos de este tercer capítulo Son un buen ejemplo de todo esto es posible Que una Iglesia “en salida” es ya una realidad en determinados espacios y contextos. Que ya es real y vivo un cierto pluralismo religioso, nuevas espiritualidades, nuevas estructuras, nuevas modalidades organizativas y de gobierno. Los tres relatos de experiencias novedosas en estos campos son paradigmáticos y reflejan las nuevas necesidades de los seguidores de Jesús de Nazaret y su Evangelio.

Capítulo 4. Mujeres e Iglesia. Una deuda pendiente. Con tres apartados: a) La revolución de los cuidados.

b) Las nuevas Agar: mujeres migrantes como sujeto de liberación. c) la exclusión de las mujeres en la Iglesia. En la primera página del texto Pepa nos dice: Soy mujer de memoria y cicatrices. Con toda razón. Su vida lo testifica. Por eso es tan valiente como este libro deja ver y su vida cotidiana también. Desde los primeros renglones donde habla del contexto en que ha sido gestado el libro “mientras miles de mujeres católicas en el mundo nos sumamos al movimiento Voices of Faith, urgiendo a la Iglesia a una reforma estructural profunda desde la perspectiva de las mujeres, y en muchos lugares del Estado español tomó el nombre de la “Revuelta de las mujeres en la Iglesia, hasta los últimos renglones del epílogo donde el libro acaba está presente el grito este capítulo sintetiza: La exclusión de las mujeres en la Iglesia es intolerable y es un error.

A modo de epílogo: Referencia a María Magdalena, apóstol de los apóstoles, la primera en experimentar que el amor es más fuerte que la muerte y que Jesús, el Viviente, permanece vivió entre nosotros y es la razón de nuestra esperanza. Con Magdalena como patrona y con la memoria peligrosa y transgresora de tantas mujeres que han hecho vida la utopía del Evangelio cierra el libro con la oración que rezamos en la Revuelta de Mujeres en la Iglesia, el 1 de Marzo 2020, en la manifestación en la explanada de la catedral de la Almudena, en Madrid.

 

África de la Cruz Tomé

Read 940 times
Login to post comments