Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

HECHOS 2, 14 y 22-23

Written by
Rate this item
(3 votes)

El día de Pentecostés, se presentó Pedro con los Once, levantó la voz y dirigió la palabra:

- Escuchadme israelitas, os hablo de Jesús nazareno, el hombre que Dios acreditó ante vosotros realizando por su medio los milagros, signos y prodigios que conocéis. Vosotros, por mano de paganos, lo matasteis en una cruz. pero Dios lo resucitó rompiendo las ataduras de la muerte...

Pues bien, Dios resucitó a ese Jesús y todos nosotros somos testigos. Ahora, exaltado por la diestra de Dios, ha recibido del Padre el Espíritu Santo que estaba prometido, y lo ha derramado. Esto es lo que estáis viendo y oyendo.

La sorpresa del pueblo de Jerusalén por el comportamiento de los discípulos (el día de Pentecostés y más tarde) requiere la explicación de Pedro. Y Pedro explica: estáis viendo los efectos de la resurrección.

Así, el testimonio de la Resurrección alcanza dos dimensiones complementarias. En primer lugar, los discípulos se presentan como "testigos de Jesús resucitado". "Le hemos visto, hemos comido con El".

Pero, en segundo lugar, y con más importancia, la vida nueva, diferente, de esos testigos, es la que muestra la presencia de la fuerza del Espíritu de Jesús, la Resurrección de todo el Cuerpo de Cristo, del Cristo total, que se está produciendo.

Las palabras de Pedro nos ofrecen un resumen perfecto de Cristología, de un tipo de Cristología que tenemos un poco olvidado. Lo condensamos en pocas frases:

· Jesús de Nazaret, el hombre al que Dios acreditó en medio de vosotros realizando por su medio los milagros...

· Jesús de Nazaret, el hombre al que Dios resucitó, rompiendo las ataduras de la muerte.

· Exaltado por la diestra de Dios, ha recibido del Padre el Espíritu santo que estaba prometido, y lo ha derramado.

Read 574 times
Login to post comments