Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

CARTELES

Written by
Rate this item
(10 votes)

Me choca enormemente que todas las entradas a los templos están repletas de carteles, anunciando distintas campañas, horarios, fiestas, mensajes. No sé si a los demás les pasa igual que a mí. Sencillamente, Solo los miro muy raramente Y por ello, cuando hay muchos, me pasan desapercibidos.

Pienso que están elaborados con las mejores técnicas. Pero me parece que es un medio de anuncio que necesita una gran revisión y que quizás ya ha pasado de época.

Hoy están todos los medios digitales electrónicos y llegan a Las manos de los posibles lectores ¿Cuántos cientos de papeles de propaganda comercial encontramos en los buzones?

Y también leemos en muchos bloques de casas” por favor, eche la propaganda en el buzón”. Pienso que si las casas comerciales siguen con ese método, ya lo tendrán estudiado y verán que surte efecto.

Pero echo en falta en los templos muy pocos carteles y muy llamativos: que transmitan un mensaje y que no nos atiborren a ideas

 Tengo la experiencia de mandar por email escritos y aquí mismo, en Fe Adulta, hay lectores. Pero entiendo que son personas a las que les interesan esos temas, Según lo que interese, hay que ofrecer lo oportuno.

Pero con brevedad, impacto y novedad

Es muy importante que el mensaje que demos nos inquiete, nos interrogue, nos resulte novedoso. Que nos comunique algo nuevo, algo distinto a lo que oímos normalmente y algo que nos produzca cierta renovación.

Acaban de pasar las elecciones, Confieso que no me he fijado en ningún cartel, independientemente del partido que lo haya colocado. Ni he oído ni visto nada relacionado con las distintas opciones. Sí que he leído las propuestas de algunos partidos que me interesaban por la trayectoria de su historia.

Quiero ayudar a pensar, no conseguir lectores o votantes a mi favor. Ahí es donde veo la importancia del escrito o del cartel.

Y siempre pensando que estamos tan atiborrados de mensajes de todo tipo, que hay que contar qué lugar queda para algo nuevo.

Y por supuesto, no dejar esos carteles en la puerta de la iglesia hasta que el tiempo los ponga amarillos y se despeguen... Que suele ocurrir.

Esos carteles pueden servir bien en alguna homilía o en alguna celebración. Pueden fijar la atención.

Hemos dado un gran salto de los cuadernillos con canciones para la misa a PowerPoint proyectados en la pared frontal. Por ahí se abre un gran camino. Ya solo hace falta que nos hagan pensar y contemplar. Todo para una nueva evangelización.

 

Gerardo Villar

Read 446 times
Login to post comments