Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

JESÚS ES EL CAMINO

Written by
Rate this item
(1 Vote)

Nos sale del corazón bendecir tu nombre, Padre santo,

y mostrarte nuestro sincero agradecimiento. Gracias, Señor.

Aunque apenas si somos capaces de vislumbrar tu sombra,

te sentimos como un Dios cercano, bueno y comprensivo.

Muchos de nosotros te hemos querido y respetado desde nuestra infancia

y querríamos que esta fe en Ti nos siguiera acompañando de por vida.

Pero te confesamos nuestro pecado, te creemos Dios exclusivo nuestro,

nos cuesta convencernos de que eres el Dios bueno de toda la humanidad,

el Dios y Padre de todos los seres humanos, creyentes y no creyentes.

Haznos comprender que quieres a todos tus hijos de la misma manera,

que no tienes preferencias con ninguna raza ni religión ni estatus.

Sintiéndonos fraternidad, unimos nuestras voces a todos los hermanos

para entonar en tu honor este canto de alabanza.

 

Santo, santo...

 

Te bendecimos una vez más, Padre y Madre de todos,

porque nos has regalado la experiencia vital de tu hijo Jesús

y su palabra profética, fiel reflejo del Espíritu que en él infundiste.

Optó por los pobres y oprimidos, para que dejaran de serlo.

Creemos en Jesús y aceptamos de corazón sus enseñanzas.

Por él sabemos que el único signo de identidad de los que le siguen

es hacer presente en el mundo su fuerza salvífica, seguir su misión,

continuar su tarea, liberando de ataduras a sus semejantes

para que no sufran penalidades y sean plena y felizmente humanos.

Ahora vemos que para pertenecer al grupo de los discípulos de Jesús

no basta con llamarse cristiano, porque la única acreditación válida

que sirve tanto a creyentes como a agnósticos o ateos,

es la dedicación efectiva a hacer más justa y digna la vida de todos.

Jesús, el liberador por excelencia, nos pidió que hiciéramos como él,

que nos diéramos a los demás sin reservas.

 

Epíclesis y Fracción del pan

 

Recordamos la vida de tu hijo Jesús, y nos proponemos imitarle.

Lamentamos su cruel muerte, paradigma de las injusticias humanas,

y nos alegramos de que viva ya contigo y por siempre, plenamente feliz.

Padre Dios, Te suplicamos nos infundas tu Espíritu, el que guió a Jesús,

para que vivamos comprometidos con la implantación de tu Reino

y colaboremos con todas las personas de buena voluntad

en hacer un mundo de iguales, donde impere realmente la justicia.

Verdaderamente es una tarea ingente, que nos supera, Señor.

Además cada día damos lugar a que haya más empobrecidos en la tierra.

No queremos reservarnos esperando que se presenten los grandes retos.

Como mínimo nos proponemos participar como uno más,

apoyando con nuestra firma y voz cualquier causa que nos parezca justa.

Prometemos hacer más felices a nuestros prójimos más próximos,

sin distingos, haciendo un favor cualquiera con una sonrisa,

o abriendo las puertas de casa a quien lo necesita.

Danos un corazón tan grande como el de Jesús,

para que nos sintamos de verdad hermanos de todos nuestros hermanos.

Vamos a rezarte ahora la oración que nos enseñó Jesús

y te invocaremos como Padre, Padre nuestro y de todos, sin excluir a nadie.

Queremos rendirte, Señor, un permanente homenaje de gratitud.

AMÉN.

 

Rafael Calvo Beca


PRINCIPIO

Estamos reunidos alrededor de tu mesa

porque tenemos hambre y sed de tu palabra y de tu pan.

Gracias, Padre, porque nos invitas

y has preparado esta mesa para nosotros.

Por Jesús, tu hijo, nuestro Señor.

 

OFRENDA

Sabemos que nos quieres mucho, Padre santo.

Nuestro pan y nuestro vino en tu mesa

significan que queremos responder

con toda nuestra vida a ese amor que nos regalas.

Por Jesús, tu hijo, nuestro Señor.

 

DESPEDIDA

Nos despedimos, Padre, llenos de agradecimiento.

Que tu Palabra y tu Pan nos hagan vivir todos los días

de ese amor que tú nos tienes.

Por Jesús, tu hijo, nuestro Señor.

 

José Enrique Galarreta

Read 4285 times
Login to post comments