col gerardo

Es año nuevo y es momento de elegir las gafas que queramos ponernos y limpiarlas del todo. Es cierto que existen multitud de negatividades. Y que el horizonte se presenta con bastantes nubarrones.

Pero acabo de visualizar un estupendo YouTube sobre el Alzheimer. “El DÍA DE MAÑANA”. Un canto a la vida por los enfermos y su reacción, por los familiares, por los doctores que investigan y por los que tratan a los enfermos. Un canto a la esperanza y a las perspectivas que nacen de los intentos que se van haciendo. Experiencias diversas hasta incluso el intento en un pueblo maravilloso, en las LANDAS.

Al verlo, me viene la sensación de que la vida merece la pena y que es posible luchar por un mundo mejor. Nos acompañarán alegrías, éxitos y bonanza, pero también dureza.

Este año que empezamos vamos a luchar por que sea agradable. Pero no lo sabemos. Lo que sí vamos a intentar es poner los medios para ello. Una primera realidad es que en nuestra vida van a existir alegría y esperanza. Y sobre todo, cariño con las personas que lo necesiten para vivir con entereza.

Necesitamos serenidad, equilibrio, análisis. Que veamos las realidades tales como son, sin aumentarlas, sin hacerlas crecer.

Tenemos la experiencia de este año 2021, muy duro, pero con la experiencia de la solidaridad. Esa puede ser un arma estupenda.

Al planear el año, me viene enseguida la idea de Jesús, con su vida entregada, comprometida, difícil, pero con la fuerza de ser consciente de su Misión y de la fortaleza que le dio el Padre. Bonita ocasión para crecer en entereza, fortaleza, RESILIENCIA, amor. Con la visión del futuro que será de triunfos parciales hasta llegar al éxito total. Quiero enfrentar el año con esta esperanza.

“La muerte y la Vida se enfrentaron en lucha singular. El dueño de la Vida, que había muerto, ahora reina vivo.”

Nos espera una vida no fácil, sino de luchas y esfuerzos, de tragos malos, de fracasos, pero iremos venciendo poco a poco. No tendremos un año fácil, no escasearán los problemas y los fracasos, pero hay una Fuerza, una Vida que nos va ayudar a vivir. Y esa vida se llama: solidaridad, amor, humildad, ESPÍRITU.

 

Gerardo Villar