ramiro callePor Ramiro Calle. La paz interior es contagiosa. Así como Jesús con la samaritana, nosotros podemos canalizar nuestra energía interior para mejorar como personas y ayudar a los demás a recuperar la serenidad y la quietud profunda.