Buscador Avanzado

Tema

Libro de la biblia

Autor

* Cita biblica

Rango de fechas

-

Idioma

Orden de resultados

 

* Escribe la cita biblica como en el ejemplo:
Mt 5, 1-12

LA VIRTUD DE LA SENCILLEZ

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

Nos unimos ahora, Padre Dios, en esta acción de gracias

a las muchas comunidades cristianas dispersas por el mundo.

Juntos todos bendecimos tu nombre

y proclamamos que eres un Dios bueno y amoroso.

Te damos las gracias por ser como eres.

Creemos que estás en nosotros, dándonos vida y energía,

y queremos manifestarte a los demás repartiendo amor y vida,

para que quienes aún no creen en ti, te conozcan y te quieran.

Formando una gran asamblea universal de creyentes, cristianos o no,

a la que se unen sin duda cuantos nos han precedido en tu fe,

entonamos agradecidos este canto en tu honor.

 

Santo, santo...

 

Gracias, Dios santo, porque te has revelado a través de Jesús,

de quien has dicho con satisfacción de Padre que es tu hijo amado.

Nos alegra saber que hoy goza en tu compañía,

pero sabemos que antes de esa gloria,

hubo una vida puesta al servicio de quienes más lo necesitaban,

que quienes le acompañaron en su camino

no fueron los grandes de la tierra

sino unos modestos discípulos y los pobres y marginados de su pueblo.

Nos dio ejemplo de sencillez, de austeridad, de buen corazón.

Le recordamos ahora en su cena de despedida,

cuando sintetizó su vida y su entrega en estos gestos y palabras.

 

Epíclesis y fracción del pan

 

Recordando la muerte de Jesús,

creyendo y anunciando su resurrección,

te pedimos, Padre, que nos envíes tu espíritu

y fortalezcas nuestra voluntad de servicio.

Nos has encomendado que escuchemos a Jesús, que es tu palabra.

Por favor, abre bien nuestros oídos porque queremos oírle sin ruidos,

y abre nuestros ojos para verle, porque él te encarnó en su vida.

Ten por seguro, Señor, que queremos anunciar su buena nueva,

fielmente, sin desvirtuarla. Queremos ser sus testigos.

Bendice a nuestra Iglesia, para que entendamos finalmente

que no se trata de montar grandes tiendas que reflejen tu magnificencia

sino de contribuir con humildad,

junto a tanta buena gente que hay por el mundo,

a que sean más felices todos los seres humanos.

Gracias, Señor, por haber acogido contigo

a nuestros familiares y amigos difuntos.

Dales fuerza y salud a nuestros hermanos enfermos.

Sintiéndonos hermanos de tu mejor hijo Jesús, anclados en él,

te bendecimos ahora, Padre Dios,

como queremos hacerlo por toda la eternidad.

AMÉN.


Rafael Calvo Beca


PRINCIPIO

Mira, Padre, a tus hijos, alrededor de tu mesa,

cansados y sucios del camino.

Venimos a disfrutar de tu perdón y de tu palabra,

a alimentarnos, a agradecerte que siempre nos invitas.

Gracias Padre, por Jesús, nuestro Señor.

 

OFRENDA

Nuestro pobre pan, nuestro humilde vino. Lo ponemos en tu mesa,

no tenemos otra cosa, son nuestra vida entera;

queremos que sea una ofrenda plena, entregada a nuestros hermanos.

Por Jesús, tu hijo, nuestro Señor.

 

DESPEDIDA

Gracias, Padre, por la Palabra y el Pan.

Que la luz y la fuerza de tu pan y tu vino nos sirvan

para trabajar con entusiasmo por tus hijos, por tu Reino.

Por Jesús, tu hijo, nuestro Señor.

 

José Enrique Galarreta

Leer 1188 veces
Inicia sesión para enviar comentarios